Ya que por sus aulas han pasado alumnos que ahora son grandes cineastas, como Alfonso Cuarón, el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) es uno de los puntos centrales para el estudio de artes cinematográficas del país. Pero bien, este lugar se transforma y ahora será conocido como Escuela Nacional de Artes Cinematográficas (ENAC).

El Consejo Universitario aprobó la modificación del Estatuto General de la UNAM para crear la ENAC, lo cual no sólo cambiar de nombre y ya, sino implementar una serie de cambios estructurales que comenzaron desde 2013, cuando el plan de estudios vislumbró el nacimiento de la licenciatura en Cinematografía.

De acuerdo con Gaceta UNAM, la transformación de CUEC a ENAC prevé que ahora los estudiantes se formarán como cineastas, pero con una visión más amplia de las artes. Esto traerá como consecuencia que los egresados impriman con su obra los cambios culturales que propicien el bienestar y desarrollo en México y el mundo.

La ahora ENAC buscará continuar con el trabajo exitoso que se ha desarrollado en el CUEC en los últimos años, el cual ha posicionado a la institución de la UNAM como referente en el tema a nivel América Latina. Además, fue la precursora de otros centros de enseñanza cinematográfica de México, como el centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) y el Departamento de Imagen y Sonido de la Universidad de Guadalajara.

 

La transformación del CUEC a Escuela Nacional de Artes Cinematográficas cierra un proceso que la institución se ha impuesto para enfrentar las innovaciones en el séptimo arte, tanto industriales como tecnológicas y creativas.

El CUEC nació hace 53 años y desde entonces ha visto nacer alrededor de mil 115 trabajos cinematográficos, con alumnos que son reconocidos a nivel internacional, en los más prestigiosos festivales del ramo. “Más allá de la enseñanza, la Universidad ha desarrollado otras actividades en torno a la cinematografía, como preservación, investigación, difusión de materiales fílmicos, edición y distribución, en el ámbito nacional, de publicaciones especializadas en cinematografía y temas afines, que han impactado profundamente en la cultura audiovisual de México e Iberoamérica”, señala la sentencia con la que el Consejo de la UNAM aprobó la creación de la ENAC.