Foto: Damnificados Unidos de la Ciudad de México

Para quedarse en casa, hay que tener una: A casi 3 años del 19s la reconstrucción es lenta

El jueves 7 de septiembre de 2017 se registró un sismo de magnitud 8.2 exactamente a las 23:49 horas con epicentro a 137 kilómetros de Pijijiapan, Chiapas. Doce días después, el 19 de septiembre se registró otro sismo de 7.1 grados a las 13:14 horas con epicentro a 12 kilómetros de Axochiapan, Morelos. El mismo día que el terremoto de 1985.

Ambos sismos fueron percibidos con fuerza en el centro y sureste de México, sin embargo el de 19 de septiembre dejó numerosos y graves daños en la Ciudad de México, Puebla y Morelos, por mencionar algunos, debido a la cercanía con el epicentro y que se registraron dos tipos de movimientos durante el sismo: primero oscilatorio y después trepidatorio.

demolición-edificio-condesa-cdmx

Foto: Cuartoscuro/ Demolición de edificio en la Condesa, noviembre de 2019

Han pasado casi tres años de esta tragedia, que cobró la vida de 369 personas – la mayoría de la CDMX- y dejó a miles de personas sin un hogar, y hasta el día de hoy aún hay damnificados en la Ciudad de México exigiendo al gobierno y a la Comisión para la Reconstrucción respuestas sobre cuándo podrán regresar a casa.

Platicamos con Karina Solís, damnificada e integrante de la organización Damnificados Unidos de la Ciudad de México (DUCDMX), quien nos contó que aunque ha habido avances en la reconstrucción de las viviendas multifamiliares y unifamiliares que quedaron dañadas por el sismo, falta mucho camino por recorrer y urge ya que aún hay familias que siguen viviendo con sus familiares o pagando rentas ya que sus casas aún no son rehabilitadas o reconstruidas.

“Una de las recomendaciones de las autoridades de salud es que ante esta pandemia de COVID-19 nos quedemos en casa, pero pues para quedarnos en casa primero tenemos que tener una”, asegura.

damnificados unidos cdmx

Foto: Damnificados Unidos de la CDMX

Diálogo con las autoridades

Karina nos explica que con la administración anterior, de José Ramón Amieva quien fungió como Jefe de Gobierno capitalino hasta diciembre de 2018, y con la de Miguel Ángel Mancera, los representantes de todos los predios con afectaciones llegaron a ciertos acuerdos para el proceso de reconstrucción, mismos que tuvieron que volver a ser expuestos o modificados con el cambio de administración.

Con la llegada de Claudia Sheinbaum a la jefatura, nombró a César Cravioto –en julio de 2018– como Comisionado para la Reconstrucción de la Ciudad de México, quien –de acuerdo con los damnificados– en un principio se comprometió a muchas cosas de las que después se desdijo o implementó de un modo poco favorable para los damnificados.

“[…] Pero descubrimos una nueva diferencia fundamental con Cravioto. Exigíamos un estado fuerte, representado en nuestro tema por la Comisión para la Reconstrucción, que interviniera ante los abusos y la corrupción de las empresas constructoras y supervisoras. Pero César Cravioto sostuvo una lógica neoliberal: dejar las regulaciones al libre mercado y la competencia de los particulares […] Hoy vemos los resultados: sobreprecios, incumplimientos y obras mal ejecutadas que han afectado el erario público y puesto en riesgo la vida de decenas o cientos de personas”, explican los DUCDMX por medio de una carta entregada a René Cervera y a la que Sopitas.com tuvo acceso.

Es por eso que ante la negativa por parte de los damnificados a mantener un diálogo con Cravioto y por medio de manifestaciones y movilizaciones, Sheinbaum asignó a René Cervera García, subsecretario de Coordinación Metropolitana y Enlace Gubernamental, para entablar comunicación por medio de mesas de trabajo.

En la primer reunión que los Damnificados Unidos CDMX tuvieron con el subsecretario le entregaron un comunicado con la situación hasta el momento, con peticiones sobre el proceso de reconstrucción y con 19 puntos específicos con los pendientes en predios y viviendas que necesitan ser atendidos a la de ya.

Reconstrucción digna

A través del comunicado entregado al subsecretario, los damnificados de la CDMX explican que en general tienen una sola demanda: que todas y cada una de las familias damnificadas acceda, con cargo al fondo público, a la siguiente ruta de forma expedita:

  • Garantía de vivienda temporal en condiciones dignas: si es a través de apoyo de renta, que sea puntual y suficiente.
  • Dictamen técnico sobre el estado de afectación del inmueble.
  • Demolición, apuntalamiento o cualquier medida necesaria inmediata para garantizar la seguridad de la población, tanto la habitante como la que se encuentra en colindancias y transeúntes.
  • Proyecto ejecutivo de reconstrucción o rehabilitación, según sea el caso, contemplando proyecto estructural, de instalaciones y arquitectónico, con participación de las y los damnificados.
minuto-silencio-damnificados-unidos-cdmx

Foto: Cuartoscuro/ Minuto de Silencio septiembre 2019

  • Recursos suficientes para garantizar la completa ejecución de los trabajos, con cargo a los fondos públicos, con total certeza de seguridad y total recuperación de la habitabilidad al menos al grado que tenían antes del sismo.
  • Obligar al puntual cumplimiento en tiempos, calidad y transparencia por parte de las constructoras ejecutoras y supervisoras, manteniendo siempre la rendición de cuentas y la consulta a las y los damnificados.
  • Lineamientos vinculantes respecto a procedimientos en materia de garantías y fianzas para asegurar la completa y correcta terminación de las obras y obligación a las empresas a responder en caso de fallas o vicios ocultos con una perspectiva de derechos.

Los avances

En unos meses se van a cumplir tres años de esta emergencia y como lo mencionamos anteriormente, aún hay familias luchando por regresar a casa.

Si revisas el Portal para la Reconstrucción, el Censo 19s refleja que hay un total de 12 mil 253 inmuebles afectados, de los cuales 371 son viviendas multifamiliares y 11 mil 882 unifamiliares.

censo-19s-cdmx-portal-reconstruccion

Fuente: Portal de Reconstrucción CDMX/ Consultado el 26 de julio de 2020 a las 3:30 pm

Como podemos ver hasta el momento hay 33 viviendas multifamiliares que se sometieron a una rehabilitación y ya terminó el proceso, además de 3 reconstruidas y ya terminadas, es decir que hay un total de 36 viviendas multifamiliares terminados de 371 censadas.

En el caso de las unifamiliares hay un total de 188 rehabilitaciones terminadas y 26 reconstrucciones finalizadas hasta el momento, es decir, un total de 214 concluidas de 11 mil 882.

Si tomamos en cuenta estos datos, podemos notar que hasta el momento hay un 9.7% de viviendas multifamiliares y un 1.8% de unifamiliares terminadas. Si hablamos en general, de las más de 12 mil viviendas afectadas y censadas, el avance hasta el momento es del 2.4%.

De manera alarmante el 26.14% de todas las viviendas dañadas se encuentran en obra o por iniciar obra.

“Nadie sabe cuándo, (el comisionado Cravioto)  nos entregó un calendario para Tláhuac donde inmuebles en ese rubro comenzarían obras en 2021 y el resto sin avance, en la total incertidumbre”, nos explica Karina.

recorrido-reconstruccion-cdmx.sheinbaum-cravioto.

Foto: Cuartoscuro/ Recorrido en la colonia Mar, en Tláhuac. Agosto de 2019

Además afirma que no saben bien cuánto dinero hay aún en el Fideicomiso para la Reconstrucción Integral de la CDMX pero que por ejemplo en el presupuesto de egresos de 2020 se “estimaban” 4 mil millones de pesos. Tampoco se sabe cuán dinero ya se ha comprometido.

Señala que hay informes que hablan de más de 3 mil 500 millones, pero eso quiere decir que resta menos del 25% de los fondos originales para atender a más del 70% de inmuebles que están a la espera.

Cancelación de mesas de diálogo

Para acabarla de amolar, el 20 de julio pasado los Damnificados Unidos denunciaron que tras la acción “19 minutos por un digno regreso a casa” -una serie de movilizaciones y bloqueos quincenales-, el subsecretario René Cervera “suspendió por orden superior” las mesas de trabajo hasta que dejaran de manifestarse.

Por medio de un comunicado, la organización Damnificados Unidos lamentó que se castigue el derecho a la manifestación de las familias que buscan regresar a casa e hicieron un llamado al gobierno de Sheinbaum para responder con soluciones efectivas a la reconstrucción si en verdad quieren que no se manifiesten.

“Es preciso recordar que salimos a las calles no por gusto, sino por la escasa capacidad del todavía comisionado César Cravioto para avanzar en la reconstrucción de los predios, porque su gestión detuvo obras, por el incumplimiento de acuerdos que hace meses fueron firmados por la Jefa de Gobierno y por su tubieza para sancionar a las empresas que retrasaron el regreso a casa de nuestros vecinas y vecinos”, afirman.

Afirman que después de 33 mesas de trabajo se dieron cuenta que no había obras efectivas sino solo compromisos por escrito sin cumplir. Es por eso que, explican, si las mesas de trabajo no se reanudan las manifestaciones no solo no se detendrán sino aumentarán de intensidad y número.

Un ejemplo de incompetencia: Ámsterdam 27

Karina, de Damnificados Unidos de la Ciudad de México, nos explica que en algunos casos los atrasos en los trabajos de rehabilitación o reconstrucción son claros ejemplos de incompetencia por parte de las autoridades y las empresas constructoras.

Este es el caso de Ámsterdam 27, un edificio de la colonia Hipódromo, en la alcaldía Cuauhtémoc, que tras el sismo de 2017 fue dictaminado con alto riesgo de colapso y está clasificado como “rehabilitado” en el Portal para la Reconstrucción.

Resulta que el contrato para la reconstrucción del edificio fue firmado en marzo de 2019 y pactaron concluir el 4 de agosto del mismo año, sin embargo a la fecha las obras están paralizadas.

Fue a mediados de 2019 cuando la constructora asignada, YC Construcciones y Proyectos del Sur S.A de C.V., y el Instituto para la Seguridad de las Construcciones (ISC) determinaron que el edificio debía ser demolido y la opción para la reconstrucción era la redensificación.

Lo anterior quiere decir que el edificio sería reconstruido por completo pero le agregarían departamentos extra para sacar dinero para financiar la construcción del inmueble completo. Lógicamente los vecinos se negaron y demostraron, con estudios financiados de sus bolsillos, que el edificio no necesita ser demolido sino reparado.

Una vez que se logró que no se demoliera, comenzaron las obras de reestructuración que poco tiempo después la constructora y el ISC determinaron que fueron insuficientes.

Para corregir este error, la empresa está solicitando más dinero al costo original que ya tenía un precio alzado para poder concluir con la obra. Y mientras los vecinos que vivían en ese edificio siguen sin poder regresar a casa.

edificio-amsterda-cdmx-caso

Foto: Damnificados Unidos CDMX