Foto: Getty Images.

¿No que no? Trump da marcha atrás y dice que el cambio climático no es una farsa

En 2012, Donald Trump tuiteó un mensaje sobre el cambio climático, algo más o menos así: “El concepto del cambio climático fue creado para los chinos…”, años después —muy a su estilo— le dio el beneficio de la duda y le dio un revés a su teoría del “cambio climático”.

Este cambio de timón se dio en una entrevista en el programa “60 minutos”, de ABC, en el que aceptó que “algo estaba cambiando”, pero que no sabía si era por mano del hombre:

“Creo que algo está pasando. Algo está cambiando y cambiará de nuevo… No creo que sea una farsa. Creo que probablemente haya una diferencia. Pero no sé si lo está causando el hombre. Sin embargo, la duda del magnate gira en torno al dinero —sí, el dinero constante y sonante que ha sido uno de los factores para que la industria no haya detenido su marcha en cuanto a emisión de gases de efecto invernadero—.

Con respecto al capital, Trump dijo que no quiere perder “millones y millones de trabajos”, menos billones de dólares. De acuerdo con la lógica del presidente de Estados Unidos, el cambio climático podría revertirse.

Sólo es cuestión de tiempo… “de millones de años”, para que alguien se encargue de resarcir las cosas y combatir estos efectos causados por el hombre —vale recordar que el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) estimó que los países integrantes del Acuerdo de París están ante el reto de mantener el límite de la temperatura en 1,5, en 2030. De lo contrario, las cosas cambiarán de manera radical en el medio ambiente—.

Finalmente, el discurso del mandatario estadunidense está puesto sobre la mesa y aunque haya dado un paso atrás sobre sus “bromas” y teorías sobre la lucha contra el cambio climático, la prioridad de Trump continúa siendo la generación de ganancias ante una emergencia que camina y día a día parece alcanzarnos con las alteraciones sobre el clima, los huracanes, incendios forestales y hasta la desaparición de algunas especies.

LEER: Si no nos ponemos las pilas, el cambio climático pondrá en jaque a la tierra entre 2030-2052