La tarde de este lunes, el primer ministro de las islas de Las Bahamas, Hubert Minnis, informó que debido al huracán Dorian que aún no se mueve de la zona, han resultado muertas al menos cinco personas.

Debido a las condiciones meteorológicas y las miles de viviendas que han resultado dañadas, los servicios de emergencia no han podido ingresar a algunas zonas por lo que el número de víctimas podría aumentar en las próximas horas.

Por medio de su cuenta de Twitter, el primer ministro informó que en la isla Gran Bahama el impacto del huracán sigue, sin embargo en las islas Ábaco “la desvastación no tiene predecentes”.

De acuerdo con los reportes del Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés), Dorian sigue siendo extremadamente peligroso y continúa generando condiciones que amenazasn la vida en la Isla Gran Bahama.