El reconocido cineasta, conocido por trabajos como X-Men y The Usual Suspects fue acusado ante una corte en Hawái, por un delito que pudo haber ocurrido en 1999.

Al igual que directores como Woody Allen  y Roman Polanski, ahora el cineasta Bryan Singer enfrenta acusaciones relacionadas al presunto abuso sexual de un joven de 17 años, el cual pudo haber ocurrido en 1999. El demandante acusa a Singer de forzarlo a tener sexo con la promesa de un papel para el filme X-Men, del cual Singer fue director.

La demanda civil fue dada a conocer el pasado miércoles en los tribunales de distrito de Estados Unidos en Hawai. Representantes legales del director de 48 años niegan los cargos que presentó el aspirante a actor, quien señala que el reconocido cineasta le ofreció un papel en la producción X-Men si accedía a someterse a sus exigencias sexuales, además señala que lo amenazó con destruir su carrera si se negaba.

El abogado de Singer comentó que las acusaciones son “absurdas y difamatorias, completamente infundadas”. “Es obvio que este caso fue presentado en un intento de conseguir publicidad, en el momento de la nueva película de Bryan, que está a punto de salir en unas semanas”, agregó el abogado.

De acuerdo con las acusaciones de Michael F. Egan III, quien actualmente tiene 31 años, la mayor parte de los abusos sucedieron en una fiesta ofrecida en una mansión en California, hace 17 años aproximadamente.  Ahí lo obligaba a beber alcohol, inhalar cocaína y tener sexo.

Singer es conocido por sus trabajos en X-Men, Superman Returns y The Usual Suspects, con el cual ganó un premio Oscar.

*Vía TIME