En contexto del 1 de mayo, Día del Trabajo, —una vez libre— no podía faltar Elba Esther Gordillo junto con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) en la escena mediática que se generó. Y en un discurso, la exlíder de este sindicato lanzó la advertencia: Vamos a sacar de nuestra casa a aquellos que ayer que nos pusieron de rodillas.

Así nomás, Elba Esther Gordillo regresó para armar giras y reuniones con las secciones del SNTE —también para promover el proyecto Redes Sociales Progresistas, el cual pretende ser un partido político. ¿El propósito? Como se perfilaba cuando las autoridades le dieron su libertad —tras las investigaciones por lavado de dinero y delincuencia organizada, la maestra ha declarado que se encuentra en forma para liderar el sindicato y luchar por la justicia.

“Lo único que pedimos es que se respete la autonomía”

“Les guste o no, la presidenta legal del Comité Nacional estaba en la cárcel por oponerse a la ley y que estando libre se le debieron restablecer sus derechos políticos”, dijo la maestra al explicar que —de alguna extraña manera— su lucha es también la lucha de los profesores y las profesoras del país.

En su discurso, ante las secciones 9, 10 y 11 de la Ciudad de México, Elba Esther se refirió a la autonomía que podrá recuperar el SNTE mediante la elección de su dirigente y aplaudió al gobierno Federal —el de AMLO— la promesa de que habrá piso parejo. ¿Otra cosa? Sólo repetir que “la mal llamada Reforma Educativa” está por irse y esto ella lo aplaude —vale recordar que en febrero de 2013, en contexto de las reformas estructurales y la Educativa de EPN, la maestra fue arrestada en un hecho inédito. Sin embargo, los cargos no pudieron sostenerse por el tiempo necesario.

**Foto de portada: Cuartoscuro.