Este domingo, siete personas fueron detenidas, debido a la sospecha de que formaban parte de una red que brindaba armamento y equipo para la creación de bombas a los líderes el ejército de ISIS y el Jabhat al-Nusra en Irák y Siria.

Screen Shot 2016-02-07 at 4.09.11 PM

Los yihadistas fueron detenidos en diferentes localidades de las provincias de Alicante y Valencia. También se realizaron operativos en la ciudad autónoma de Ceuta, en áfrica.

El ministro español Jorge Fernández Díaz, dijo que entre estas personas, habían cinco españoles de origen sirio, jordano, marroquí y dos extranjeros residentes de nacionalidades siria y marroquí.

También informan que el grupo enviaba armas en contenedores disfrazados como ayuda humanitaria. La policía describió el material, que también incluía dinero y equipo electrónico, como ‘esencial’ para el sustento de actividades de los dos grupos terroristas a los que estaban apoyando.

Screen Shot 2016-02-07 at 4.09.36 PM

Según lo declarado por el ministro, el grupo desmantelado formaba parte de un aparato logístico estable y plenamente desplegado en muchos países de Europa, hasta su asentamiento definitivo en España.

“La dirección del grupo la ejercía un sólo miembro que había establecido un liderazgo permanente basado en confianza, en los intereses compartidos, en un ideario radical afín.

El líder centralizaba y dirigía toda la actividad a través de un complejo empresarial. Esto le permitía sin levantar sospechas, el envío del referido material en contenedores cerrados que tenían en su salida, su punto de partida, en puertos españoles y cuyo destino eran dos grupos terroristas, que como les dijo, operan en Siria e Irák.”

Las recientes detenciones suman un total de 82 yihadistas detenidos en España desde el 2015. Los sospechosos han sido llevados a una corte privada en Madrid donde esperarán custodia.

Vía dailymail