¿Se acuerdan de toda la gente que estuvo denunciando en Facebook la exposición del “Hombre al Desnudo” del MUNAL

el año pasado y todos perdimos la fe en la sociedad mexicana? Bueno, pues algo parecido pasó en España con la estatua que está en la imagen principal de esta nota (sólo que aquí los faltos de visión no fueron los españoles, sino el director del museo) y la historia va más o menos así:

El director del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (Macba), Bartomeu Marí, canceló la exposición La bestia y el soberano debido a la negativa de los comisarios (los encargados de la expo) a retirar la obra Haute couture 04 Tranport, una escultura que forma parte del proyecto Loomshuttles/Warpaths (Lanzaderas de telar/Caminos de guerra) de la austriaca Inés Doujak y el británico John Barker…pero ¿por qué la quería retirar?

Bueno, pues lo escandaloso aquí es que la obra representa al rey Juan Carlos I montado por una mujer de rasgos indígenas, inspirada en la líder obrera y feminista boliviana Domitila Barrios, que a su vez parece ser sodomizada por un perro.

Juan-Carlos-I_Rey-de-España_2013

La pieza fue elegida por los comisarios Valentín Roma y Paul B. Preciado (ambos trabajan en el Macba) y por Hans D. Christ e Iris Dressler, del Württemberg Kunstverein de Stuttgart (Alemania).

Como no quisieron quitarla, Marí canceló la exposición sin importar que ya estaba montada y que se abriría la semana pasada. La comunidad artística española, ciudadanos e intelectuales se citó afuera con silbatos para expresar su desacuerdo y pedir “Un museo más democrático”.

Según El País, Marí dio sobre su decisión:

“Es la primera vez que sé de un suceso así en 25 años de profesión. Una muestra implica un proceso de mediación entre los comisarios y la institución, y es soprendente y lamentable no haber llegado a un acuerdo.

Éste es Marí con cara de: OMG nadie entiende mi decisión unilateral.

efe--644x362

Marí continuó:

“El Macba trabaja siempre con una gran libertad y responsabilidad y tiene una filosofía muy abierta, y hay mensajes que no hay que vehicular desde el museo. El arte son mensajes y los muesos sus transmisores”

Según este señor la decisión la tomó sin ninguna presión y que siempre podrá explicar por qué la tomó.

Por otro lado, Roma, uno de los comisarios, dice desde su trinchera:

“La escultura rechazada forma parte de un proyecto iniciado en 2010, que arroja luz sobre las complejas y asimétricas relaciones entre Europa y América Latina. Es una obra que se inscribe en la gran tradición de las relaciones entre arte y poder. Desde hace siglos, el arte caricaturiza los arquetipos del poder y eso es lo que hace Doujark, por lo que en una muestra sobre cómo se repiensa la soberanía en la actualidad no podíamos aceptar eliminarla. Probablemente muchos ni siquera se hubieran dado cuenta de quién es el personaje, porque no es lo importante de la obra”

Julia Montilla, una de las artistas de la exhibición, expresó:

“Todos saben que el patronato del Macba está presidido por la reina Sofia (la esposa del rey Juan Carlos)”

“Esto es una muestra de la falta de democracia de la institución. Deberíamos poder garantizar que el director de un centro, desigando en un concurso público, no estuviese sometido a estas presiones”

¿Censura en el Macba?

Pues Marí dice que no, que lo que pasó es que no le preguntaron si quería los logos en la…perdón, la estatua en la exposición. La cosa es que es muy sospechoso que la obra (una crítica que utiliza como vehículo al esposo de la reina Sofia) sea la única que incomodara al director (igual y vio su trabajo en peligro).

Lo interesante es que para justificar su desisión dijera que las obras son mensajes y que el museo es un transmisor. La pregunta es ¿qué mensajes se pueden transmitir y cuáles no? y lo más importante ¿quién decide que el mensaje de la obra? ¿a caso la obra es un mensaje clausurado que siempre llega al receptor? ¿que no la obra es precisamente “abierta” y exhibir en el museo es tirar una botella con un mensaje al océano?

¿Por qué no se pondría una sátira sobre la animalidad y la política en una exposición que se llama La bestia y el soberano? No son, precisamente, los animales los protagonistas de las sátiras políticas.

En México vivimos con toda una animalia política: chapulines, mapaches, dinosaurios, candidatos golondrinas, la grilla, etcétera. La crítica política y los animales siempre han estado de la mano ¿qué es lo que incomoda entonces de la pieza?

 

El desenlace: El director renuncia, pero antes despide a los comisionados.

Bueno, pues nada de esto podía terminar bien, así que terminó de la peor manera posible: dimitió el director y como último acto de su mandato despidió al conservador Valentín Roma y al jefe de programas público Paul B. Preciado, por…adivinaron “pérdida de confianza”.

Así es, al estilo de “si me voy se van todos conmigo” el director Marí utilizó la misma excusa que utilizara MVS para despedir a Carmen Aristegui.

De todos modos (y muy distinto a lo que pasa en México) se decidió abrir la muestra (y la gente fue a ver la obra que él quería ocultar).

Marí expusó al respecto:

Ante la práctica unanimidad de voces de asociaciones profesionales y sectoriales, entidades e individuos exigiendo la apertura de la exposición La bestia y el soberano, he decidido que esta sea accesible al público a partir de mañana, sábado, 21 de marzo. Si inicialmente pensé que la no inclusión de la obra de Ines Doujak o la no apertura de la muestra protegería al Macba como institución cultural dedicada al servicio público, las consecuencias de ello han sido las contrarias a las deseadas. La publicidad dada a la obra y las opiniones emitidas por muy diferentes sectores de la sociedad, desde el mundo del arte y la cultura hasta la política y los medios de comunicación, así como los profesionales internacionales del arte, me han hecho reconsiderar la decisión inicial de no inaugurarla

Esto lo escribió antes de que anunciara su renuncia (la cuál supimos hoy en la mañana). Como ven, la censura atrajo la atención de la gente (es por eso que nunca servirá la censura, es una acción condenada a autoestropearse).

Y bueno, la escultura tampoco era cosa del otro mundo (ya los críticos de arte me dirán si me equivoco sobremanera), pero ya está condenada a pasar a la historia como una de esas piezas con mucha historia, muy a pesar del ahora ex director del museo… ¿ustedes qué opinan de todo este caso?

@Filosofastrillo para @plumasatomicas