Este martes, la jefa de gobierno electa de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, presentó a más miembros de su gabinete que ingresarán a la Secretaría de Movilidad. Designó a Florencia Serranía como futura directora del Sistema de Transporte Colectivo Metro, así como a Roberto Capuano director del Metrobús.

Como director general del Servicio de Transportes Eléctricos (STE) se quedará Guillermo Calderón Aguilera, además de Pavel Sosa como director del transporte Cablebús.

Ramón Jiménez dirigirá el Sistema M1, María Ángeles Muñoz fungirá como subsecretaria de Transporte, Rodrigo Díaz para Planeación de Transporte de la Ciudad de México, y finalmente Luis Ruiz como director general de tránsito.


Además hizo el planteamiento de un presupuesto de 10 mil 200 millones de pesos destinados para movilidad en 2019. En el caso del Metro, a esa cantidad se van a agregar 2 mil millones de pesos para mantenimiento ya que actualmente hay 101 trenes sin funcionar.

Y ya entrados, prometió que se colocarán dispositivos GPS en los micros y 100 millones de pesos para ciclovías.

La decisión de nombrar a Florencia Serranía como directora del metro es por su conocimiento del sistema “y el amor que le tiene al transporte”. La futura jefa de gobierno explicó que su experiencia va a ayudar al rescate del metro y evitar caer -más- en corrupción. Así lo refiere Quadratín.

Es importante mencionar que Serranía ya había sido directora del Metro del Servicio de Transportes Eléctricos del entonces Distrito Federal, y de Planeación y Vialidad en la Secretaría de Transportes y Vialidad.