Como muchas otras especies del mar, la ballena es un animal que guarda muchos misterios en su historia, sobre todo si hablamos de evolución. Ahora, si alguno de ustedes se pregunta que clase de secretos podría revelarnos este titan de las aguas, entonces es nuestro deber mencionar el hallazgo que se hizo recientemente en Perú.

Un equipo de investigadores encontró un fósil de, lo que parece, es el antepasado de estos mamíferos. Los restos revelaron que este espécimen no sólo poseía cuatro patas, sino que era capaz de desplazarse en tierra e incluso sobrevivir sin muchas complicaciones. Algo que sin duda es difícil de imaginar con un animal tan grande.

Esta “ballena anfibia”, conocida también como Peregocetus Pacificus, solía vivir hace 43 millones de años y actualmente es considerado como el eslabón perdido de las ballenas. Su mera existencia podría dar muchísima información acerca del trayecto evolutivo de los cetáceos, especialmente en relación con su adaptación al mar.

En cuanto a la anatomía de este animal, destacan sus cuatro extremidades, que al mismo tiempo contaban con cascos que posiblemente eran palmeados, de modo que tuviera una mejor movilidad bajo el agua. Por otro lado, tenía dedos largos que hacían algo difícil que se desplazara por tierra, aunque seguramente se veía en necesidad de hacerlo para descansar o parir, como las tortugas en la actualidad.

Ballena de cuatro patas de hace 43 millones de años

Imágenes de YouTube

El Peregocetus también poseía un ocico largo con dentadura ligeramente afilada. De acuerdo con la opinión del Instituto Belga Real de Ciencias Naturales, el mamífero se alimentaba de peces que vivían en su hábitat. Tal vez algunas especies eran demasiado escurridizas y por eso necesitaba colmillos para atraparlas.

“Creemos que se alimentaba en el agua y que su locomoción submarina era más fácil que en tierra”, dijo Olivier Lambert, científico en el Instituto Belga Real de Ciencias Naturales.

Todavía hay mucha información que se puede obtener de este fósil, así que tal vez conozcamos más acerca de la vida de esta misteriosa criatura. Seguramente hay cosas muy interesantes que esta gran bestia podría decirnos, especialmente acerca de sus cambios adaptativos a lo largo de decenas de millones de años.