¿Recuerdan a Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública implicado en el caso de Florence Cassez? En el juicio de Joaquín “el Chapo” Guzmán su nombre fue ventilado por el exaliado del líder del Cartel de Sinaloa y, de nueva cuenta, la administración de Felipe Calderón se vio implicada.

De acuerdo con el Rey Zambada, testigo de Estados Unidos en el juicio en contra del Chapo, el crimen organizado le entregó, en un “restaurante”, a Genaro García Luna entre seis y ocho millones de dólares en sobornos.

Se supone que el testigo y exalidado del Chapo entregó una maleta con dinero para sobornar a Luna, entre 2005 y 2006.

Pero eso no fue todo, ya que durante el juicio, Jesús “el Rey” Zambada declaró que el Cártel de Sinaloa también pagó “unos millones de dólares” a Gabriel Regino, exsubsecretario de Seguridad Pública del entonces Distrito Federal —cuando AMLO era jefe de gobierno—.

Los supuestos pagos a García Luna

Según Zambada, el primer pago a Genaro García Luna se realizó cuando era director de la Agencia Federal de Investigación (AFI) de la Procuraduría General de la República (PGR) —cargo que ocupó de 2001 a 2006—.

Luego, el segundo pago —que osciló entre los tres y cinco millones de dólares— se hizo cuando Luna ya era secretario de Seguridad Pública, en la gestión de Calderón, por ahí de 2006. Ambos pagos se hicieron a nombre de Ismael “el Mayo” Zambada.

Esto sucedió en el contrainterrogatorio que llevó a cabo el abogado de Joaquín Guzmán Loera, William Purpura —quien cuestionó a Jesús Zambada sobre las declaraciones que dio a los fiscales de Washington DC, al momento de ser extraditado a Estados Unidos—.

En ese sentido, el juez a cargo del caso limitó las preguntas que el abogado del Chapo podía hacer al “Rey” Zambada, sin embargo se lanzó la pregunta “Si su hermano Mayo pudiese corromper al presidente de México, ¿lo haría?”, a lo que el narcotraficante contestó “Tal vez”.

Entre otras cosas, también se indagó sobre los posibles sobornos a García Luna por parte de Arturo Beltrán Leyva, el Indio, la Barbie y el Grande, quienes supuestamente pagaron al funcionario para que les diera protección.

Mientras, en el caso de Gabriel Regino, el exsubsecretario de Seguridad capitalina desmintió las declaraciones y aseguró que no tuvo ningún vínculo con el narco.

Así las cosas en la segunda semana del juicio del Chapo Guzmán.

**Foto de portada: Proceso.