Gobierno de Palestina podría disolverse en las próximas horas

Mahmud Abas, presidente palestino, anunció que el gobierno de unidad dimitirá en 24 horas y se designará al actual primer ministro para que encabece el nuevo ejecutivo.

Esto como consecuencia de que el movimiento Hamás no ha dado respuestas referentes a cómo permitir al gobierno su gestión en Gaza. La dimisión del gobierno de Hamdalá, sería consecuencia de las divisiones entre los movimientos palestinos y a la incapacidad del gobierno de lograr la unión nacional.

La decisión sería un intento por formar un gobierno de unidad totalmente nuevo, en lugar de continuar con los esfuerzos, hasta ahora infructuosos, por reformar el actual gabinete. La formación del próximo Ejecutivo palestino podría tardar varios días, y la medida cuenta con el apoyo de Al Fatah. El anuncio se produce poco más de un año después de que se estableciera el último gobierno encabezado por Rami Hamdala, tras un pacto de reconciliación entre el liderazgo de Cisjordania y el grupo islamista Hamás en Gaza.

¿Quién es cada una de las autoridades en Palestina?

Hamás es un acrónimo para “Movimiento Islámico de Resistencia”. Se trata de un grupo militante emanado de la Hermandad Musulmana, consideran que la tierra de Palestina es un Waqf islámico (una donación en usufructo a perpetuidad) consagrado para futuras generaciones musulmanas hasta el Día del Juicio.” De este modo, Hamás entiende a Israel como un estado que usurpa un territorio musulmán y en su carta constitutiva, se compromete a combatir a dicho estado a través de la vía armada.

La Autoridad Nacional Palestina (ANP) es un órgano provisional creado en 1994 como consecuencia de los acuerdos de Oslo para gobernar todos los territorios palestinos,en la práctica esto no logró concretarse, desde 2007, en realidad existen dos gobiernos palestinos. Hamás controla la Franja de Gaza y la ANP controla Cisjordania; hace un año decidieron reconciliarse y formar un gobierno de unidad. Sin embargo, dadas las muy distintas visiones entre Abbas y Hamás, no se concretó.

A más de 20 años de los Acuerdos de Oslo, la autoridad palestina no ha logrado constituir un Estado independiente sobre las fronteras de 1967 con Jerusalén Este como capital. Los factores que obstaculizaron históricamente las negociaciones fueron tanto internos (como las disputas con Hamás por el liderazgo en la causa palestina) como externos (repetidos acuerdos frustrados con Israel o el veto norteamericano en el Consejo de Seguridad de la ONU). Durante los últimos años, la ANP comenzó a recurrir a los organismos internacionales. Así, el reconocimiento de Palestina como Estado observador no miembro en la Asamblea General de la ONU en 2012 y la adhesión a la Corte Penal Internacional a comienzos de 2015 permitieron renovar la legitimidad de la causa palestina como el liderazgo de Abbas en ella, hasta ahora que se rinde en aras de renovar el gobierno, con las implicaciones bélicas que esto representa.

@plumasatomicas