Un hombre fue encontrado muerto esta madrugada en la habitación de un hotel en la que se hospedó con una mujer. Esta historia pasaría desapercibida de no ser porque se trata de Mario Moreno Bernat, nieto del actor Mario Moreno “Cantinflas”. Esto fue lo que pasó…

Después de media noche, el cuerpo sin vida de Moreno Bernat fue descubierto por su acompañante, en la habitación 304 del hotel Santa Cruz, en la Colonia Los Reyes Iztacala. De acuerdo a esta mujer, ella salió un momento de la habitación y cuando regresó se encontró al nieto del cómico mexicano colgado de un cordón en el baño.

Alrededor de las 3 de la madrugada se dio aviso a las autoridades, aunque la identidad del occiso se dio a conocer hasta esta mañana, cuando la acompañante así lo informó a los elementos de Seguridad Pública.

Mario Moreno Bernat tenía 20 años y era hijo de Mario Moreno Ivanova y Sandra Bernat. De momento las autoridades no han mencionado si dejó o no un mensaje póstumo. Su cadáver fue llevado al Centro de Justicia Municipal.

Apenas en julio del año pasado, Moreno Bernat interpuso una denuncia en contra de su padre por corrupción de menores ante la PGJDF. De hecho, Moreno Bernat pedía que su padre fuera juzgado pues desde que tenía 14 años lo obligaba a consumir alcohol y drogas (sobre todo cocaína). En junio del año pasado se internó en una clínica para combatir sus adicciones, de la que salió meses después.

Un triste y misterioso final para el nieto de Cantinflas. ¿Pues qué pasó Chato?

*** Vía Reforma