Foto: El Sol de Tijuana

Hospital en Tijuana se quedó sin luz 3 días y murieron 5 pacientes

El pasado viernes 23 de octubre se fue la luz en el Hospital General de Tijuana, en Baja California, y las autoridades no resolvieron el asunto sino hasta el lunes 26 de octubre, tres días después. Derivado de esto fallecieron cinco pacientes que estaban internados por COVID-19 y que necesitaban de ventiladores para sobrevivir: dos murieron cuando se fue la luz y otros tres fallecieron tiempo después.

De acuerdo con el personal del hospital y médicos consultados por el medio local Zeta Tijuana, la planta de la luz del hospital no tuvo la capacidad para dar energía eléctrica a todo el edificio y en las partes en las que sí funcionaba lo hacía con baja potencia.

Foto: Cuartoscuro.

Algunos médicas informaron que el sábado la luz regresó por unas horas pero no fue suficiente para mantener con vida a los pacientes. Al otro día, el domingo, el hospital estuvo todo el día sin luz llegando hasta el lunes a las 11 de la mañana.

El asunto es que personal de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) llegó a revisar el asunto hasta el domingo 25 de octubre.

No podían trabajar

El medio local explica que durante el fin de semana con apagón había 30 camas con pacientes infectados con COVID-19 de los cuales 12 no tenían luz. Había un total de 19 personas intubadas y fallecieron 5.

Pero en general todas las operaciones del hospital se complicaron: no funcionaba el equipo de laboratorios por lo que no tuvieron análisis clínicos, en algunas áreas no se veía nada, no había elevadores para mover pacientes, no se podían dar altas y mover la comida y el agua se complicó.

cama-hospital-instalaciones

Foto: Posta/ Foto ilustrativa

Por el momento el personal del hospital no saben a ciencia cierta por qué se fue la luz pero creen que es por una falla en la subestación eléctrica, en la que es frecuente que se roben los cables para aprovechar el cobre.

El propio director del hospital, Alberto reyes, afirmó que aún no habían recibido un informe oficial de lo que pasó pero afortunadamente los ventiladores tenían una batería de 4 a 6 horas porque si no hubiera sido catastrófico.

Por su parte el secretario de Salud, Alonso Pérez Rico, aseguró que el problema solo se había presentado el domingo pero que la planta de emergencia atendía las áreas críticas del hospital y que no estaba enterado del fallecimiento de ningún paciente por la falta de luz.