Hoy sin duda es un día triste para la industria automotriz en México. Y es que luego de poco más de siete décadas de producción y tres generaciones de diseños, este miércoles 10 de julio Volkswagen finalmente le dirá adiós a su famoso Beetle -mejor conocido en México por ser una versión moderna del vocho– ya que a través de un comunicado ha informado que el vehículo finalmente saldrá de la línea de ensamblaje de la planta que la compañía de autos tiene en Puebla. ¡Adiós, vaquero!

Luego de 81 años de producir el famoso coche, los fabricantes de Volkswagen le dirán adiós a este auto con la edición especial llamada “Beetle Final Edition”, la cual conmemorará la historia del famoso auto en forma de escarabajo y que a pesar de tener nuevas innovaciones tecnológicas, conservará en su mayoría el diseño original del auto.

Foto: Volkswagen

La empresa automotriz detalló que esta edición del llamado Beetle será extra especial, pues Volkswagen -tal y como lo anunció en septiembre de 2018- sólo fabricó 565 unidades disponibles de las cuales, de acuerdo al diario El Heraldo de México, ya sólo quedan 65. Así que si son amantes de este vehículo les recomendamos adquirir el suyo lo más pronto posible una vez que estén disponibles, o se van a quedar con las ganas por lo que les resta de vida.

 

Por otro lado, en la planta automotriz de Puebla se llevará a cabo una una misa y un evento para conmemorar el fin de la producción del famoso Vocho en su versión moderna. Luego, el último ejemplar del auto será llevado a una museo cerca del lugar donde fue fabricado. La empresa de igual manera informó que el espacio que deja el famoso Beetle en la planta será utilizado para la fabricación de otro vehículo, del cual Volkswagen no quiere dar detalles por el momento. 

El coche del pueblo

La trayectoria del Vocho comenzó por allá de la Segunda Guerra Mundial cuando su creador Ferdinand Porsche, un ingeniero austríaco que le presentó su diseño a Adolfo Hitler, quien en ese entonces buscaba un auto en el que los trabajadores alemanes pudieran transportarse al trabajo y que además fuera económico debido a la situación económica de la época. Todo eso dio como resultado la primera edición del llamado “Auto del pueblo” el significado en alemán de Volkswagen (Volk por “pueblo” y Wagen por “coche”).

Foto: Especial

En México, la historia del Vocho comenzó prácticamente en 1962 con la llegada de la planta de la empresa automotriz a Puebla, sin embargo, la primera fabricación de este vehículo se hizo hasta 1967. Fue a partir de ahí cuando el Vocho se convirtió en uno de los primeros autos en transportar a familias mexicanas por las calles empinadas de la ahora llamada Ciudad de México en los años 60, algo que le hizo ganar popularidad en nuestro país por ser un coche barato, veloz, cómodo. Eso hasta que tristemente, se dejó de producir en 2003 (al menos de la manera en la que muchos lo conocimos).

FOTO: Nelly Salas/CUARTOSCURO.COM

Aunque el Vocho dejó de reproducirse hace 16 años y el nuevo modelo que apareció posteriormente (el beetle, como lo conocemos por acá) no parece convencer del todo, aún nos es común encontrar uno que otro vochito recorriendo algunas zonas del Estado de México y rincones de la ciudad. Sin embargo, ahora todo parece indicar que el mítico coche -que la mayoría de las veces relacionamos con los taxistas ruleteros y con el que crecieron varias generaciones- ahora sólo vivirá en nuestra memoria.