Por medio de un comunicado, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) anunció que tras analizar el Presupuesto de Egresos de la federación 2019 se tomó la decisión de interponer una controversia constitucional en contra del decreto al considerar que se vulnera la función regulatoria del órgano.

Y no sólo eso, la controversia también va contra diversas disposiciones del decreto que tienen que ver con las remuneraciones de los servidores públicos al considerar que no se ajustan a lo dispuesto en la Constitución.

El instituto refiere que para el actual ejercicio fiscal la Cámara de Diputados aprobó un presupuesto que contempla un recorte presupuestal de 280 millones de pesos en comparación a lo que se solicitó para el cumplimiento de sus funciones, lo cual ya implicaba una reducción en términos reales del 14.8% respecto al 2018.

Sin embargo, los legisladores aprobaron una reducción del 25% en términos nominales y del 37.5% en términos reales.

El IFT refiere que en los últimos años los precios de los servicios de comunicaciones en su conjunto cayeron más de 25 por ciento y en el caso de la telefonía móvil esa reducción es más del 43% de junio de 2013 a junio de 2018.

Además, el acceso a banda ancha móvil se triplicó y por eso hoy “existe una mayor oferta de servicios de telecomunicaciones, radio y televisión”.

Explican que lo que busca el Instituto es garantizar el “ejercicio eficaz y oportuno de sus competencias, su autonomía presupuestal en los términos establecidos en el artículo 28 de la Constitución y contar con los recursos mínimos que permitan su operación”.