Todos conocen a One Direction… ¿o no? Bueno, ellos son una boy band de Inglaterra y se ha hecho más famosa por tener apariciones en el canal Nickelodeon y porque uno de sus integrantes, Harry, anduvo de Oh Lucky Bastard… de novio, pues de Taylor Swift.

En uno de sus últimos conciertos, efectuado en Glasgow, Escocia, Harry fue presa del buen tino de una ¿fanática? ¿fanático? En pleno espectáculo alguien le dio su merecido aventó un zapato, pero no le dio a nadie.

Un segundo zapato voló por los aires y aterrizó en las zonas blandas del vocalista y lider de One Direction. No le pasó nada (para fortuna de todas las morritas que lo aman) y por desgracia para sus detractores.

¿No lo vieron? ¿se lo perdieron? No se preocupen, por acá lo pueden observar:

Rápidamente fue ayudado por sus compañeros del grupo.

Ahhh… estas muchachitas tan fanáticas de sus ídolos musicales…