Tras las denuncias de abuso sexual por parte de elementos de la policía de la Ciudad de México, el día de ayer decenas de mujeres se manifestaron al frente de las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC CDMX) y de la Procuraduría General de Justicia capitalina.

Mientras esto sucedía, el titular de la SSC, Jesús Orta, salió a “dialogar” con las manifestantes y en medio del chacaleo con los medios de comunicación el funcionario recibió un brutal ataque con brillantina rosa. 

Sin lesiones mayores, este martes el secretario de Seguridad Orta afirmó que no presentará cargos ya que el objetivo es darle una solución a la causa que motivó las protestas, misma que le parece “totalmente legítima”.

El funcionario de seguridad aseguró que entiende “perfectamente” la causa que motivó la movilización y que lo que quería decirles a la manifestantes era que como titular de la dependencia no habría protección para nadie para que la investigación sea totalmente clara y limpia.

Afirmó que no hubo las condiciones para el diálogo pero que a pesar de todo no se sintió amenazado. Eso sí, reiteró que estos actos se trataron de una provocación tal como lo mencionó el día de ayer.