Kate del Castillo da su versión sobre su relación con “El Chapo” Guzman

Hace poco se reveló la cercana relación que tiene la actriz Kate del Castillo con Joaquín ‘el Chapo’ Guzmán, incluso salieron a la luz los whatsapps que intercambiaban cuando él todavía se encontraba prófugo (y donde lo friendzonearon

gachamente) luego de haber escapado del penal de Altiplano por un túnel, el año pasado.

Incluso en estos mensajes se hablaba sobre los planes de filmar una película sobre la vida del Chapo, aunque en su momento no se supo nada más.

La actriz no había hecho declaración alguna sobre estos mensajes, ni sobre la amistad que sostiene con quien se convirtió en el capo más buscado del mundo. Sin embargo, hoy decidió romper el silencio y contar ‘su velda’, tal y como alguna vez hizo Niurka. Para hacerlo le concedió una entrevista a The New Yorker, en donde contó su versión de lo ocurrido.

La entrevista fue realizada hace un mes por el periodista Robert Draper, en la casa de la actriz en California. En ella la actriz relata que su relación con el narcotraficante comenzó en el 2012 cuando a través de su cuenta de twitter hizo un llamado a “El Chapo” para que se convirtiera en el héroe que México necesita y a que “traficara con amor”.

tweetdelcastillo

Después de ese tuit y de su interpretación como Teresa Mendoza en la telenovela “La Reina del Sur“, Joaquín Guzmán intentó hacer contacto con ella.

Sin embargo no lo logró hasta el verano del 2014 cuando la actriz recibió un mail de uno de los socios del capo, quien al principio se identificó como productor de cine y argumentaba que había obtenido sus datos a través de la ANDA (Asociación Nacional de Actores).

Después de que la actriz rechazó estos mails por la carga de trabajo que tenía, el hombre de los correos terminó revelándole su verdadera identidad e intenciones, se trataba de Andrés Granados Flores, abogado de Guzmán Loera, quien la invitaba a participar en una película que relataría la historia del narcotraficante.

La película

De acuerdo con la actriz, ella se encontraba atravesando por un momento difícil en su carrera, en el que estaba intentando abrirse las puertas en la televisión estadounidense, por lo que no dudó en aceptar esta propuesta y el 29 de septiembre del 2014 viajó a México para hablar sobre el proyecto.

A la reunión acudió Andrés Granados Flores y otro abogado de nombre Óscar Manuel Gómez Núñez, cuando le contaron que El Chapo quería cederle los derechos de la historia de su vida para que la llevara a la pantalla grande, lo primero que preguntó fue “¿Por qué yo?”, a lo que- en palabras de la actriz- los abogados respondieron: “El Chapo está interesado en usted por extrovertida, por valiente, y porque es su admirador desde ‘La Reina del Sur’”.

IUUUUUUU, LE GUSTAAAAA!!!! 

La actriz dice que manejó con discreción esta información y no lo comentó con casi nadie, a excepción del productor argentino Fernando Sulichin a quien conoció en 2012 a través del productor Oliver Stone. Después de contarle la proposición a Sulichin, él le pidió que si algún día se ponía en contacto con El Chapo le avisara.

Pero fue hasta el 2015 cuando Kate del Castillo recibió un documento firmado por Joaquín Guzmán en donde le transfería los derechos de su historia, además de que el capo ya le había dejado claro que confiaba en ella y que tenía toda la libertad para hacer la película, el documental… o lo que ella quisiera.

Ay, las cosas que uno hace por amor, ya ven, el pobre Chapo hasta cedió los derechos de su vida.

El encuentro

Después de que El Chapo lograra fugarse del Altiplano en 2015, la actriz conoció a Sean Penn, por medio de Sulichin, quien se lo presentó por petición del actor, quien siempre ha manifestado un interés en la política de América Latina. Aquí lo vemos cotorreando con Hugo Chávez:

Sean-Penn-Hugo-Chavez

Poco después se llevó a cabo el encuentro entre los dos actores, en el que Penn no manifestó ningún interés en participar en la película, pero sí en conocer a Joaquín Guzmán.

La actriz negoció un encuentro con El Chapo a través de Whatsapp, mensajes que se filtraron y que dieron la vuelta al mundo. De ese encuentro surgió la polémica entrevista que Sean Penn publicó en la revista Rolling Stone, donde narra su encuentro con uno de los narcotraficantes más poderosos del mundo, en el que hablaron sobre Donald Trump, Hugo Chávez, la política mexicana y sobre la popularidad de El Chapo en Estados Unidos.

La entrevista fue publicada a principios de enero, no sin antes ser aprobada por el mismo Chapo, sin embargo incluía un episodio que de acuerdo con la actriz nunca pasó: Cuando el actor narra que unos soldados se disponían a revisar su auto porque se dieron cuenta que con ellos viajaba Alfredo Guzmán, hijo del Chapo. Según Kate del Castillo, no había ningunos soldados, pero Sean Penn defiende su versión.

Cuando eran cuates

Cuando eran cuates

La Investigación

El ocho de enero Enrique Peña Nieto anunció a través de su cuenta de Twitter que habían recapturado a Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”. Más tarde la procuradora Arely Gómez González detalló que habían rastreado el paradero del narcotraficante gracias a la comunicación que sostuvo con “actores y productores” y que habían abierto una línea de investigación con los involucrados. Kate del Castillo dijo a The New Yorker que en cuanto escuchó eso “se quería morir”.

Inmediatamente distintos medios de comunicación comenzaron a contactarla, a ninguno atendió, pues “estaba furiosa” por la forma en la que su nombre se había filtrado y por la manera en que Sean Penn y Rolling Stone hicieron las cosas, pues lanzaron la entrevista antes de lo planeado.

Más tarde en una entrevista con El Universal, la procuradora informó que se encontraban investigando a la actriz por lavado de dinero, refiriéndose a su negocio tequilero y sus nexos con Joaquín Guzmán. En dicha entrevista le preguntaron que si alguien más estaba siendo investigado, a lo que respondió que no, que primero la investigarían a ella y sobre eso irían saliendo otros personajes claves.

La actriz tomó esta declaración como una violación a la ley mexicana que prohíbe la divulgación de cualquier información correspondiente a una investigación, y considera excesivas las medidas que ha tomado el gobierno con ella y los acusa de emprender una “cacería de brujas” en su contra, ya que sólo han filtrado las conversaciones de ella con “El Chapo”, cuando deben de existir miles de conversaciones con otros personajes de mayor interés.

También tacha de sexistas a los medios que siempre resaltan su figura en los artículos y no la de Sean Penn, por ejemplo, sobre esto dijo: “Siempre mencionan mi edad, pero nunca la de Sean, y nunca mencionan que él quiera o admire a ‘El Chapo’”.

* * * * * 

Y ahora, ¿A quién le creemos? ¿A Kate? ¿Al Chapo? ¿A la supuesta hija del Chapo? ¿A las autoridades? ¿A Sean Penn?

La mejor opinión la tendrá usted en casita, como dicen en los programas para señoras conducidos por Andrea Legarreta, experta en economía internacional.

Lo cierto es que esa Kate es una temeraria:

Aquí el link a la entrevista original.