La historia detrás de las 5 salsas de uso común

Arrumbados en el refrigerador o en la alacena, tus condimentos tienen una historia que contar.

Arrumbados en el refrigerador o en la alacena, tus condimentos tienen una historia que contar.

1. Catsup

Kétchup, también conocido como Catsup, es una salsa de tomate condimentada con vinagre, azúcar y sal, además de diversas especias. El Ketchup se vendía en 1830 como medicina (como la Coca Cola). ¿Qué convirtió a este remedio en una salda de consumos diario en nuestras mesas?

Proviene del ketsiap chino, una salsa picante que acompañaba el pescado y la carne pero que no incluía el tomate entre sus ingredientes. Según el diccionario de la Real Academia Española la palabra proviene del chino kôechiap, que significa salsa de pescado en escabeche. A finales del siglo XVII el nombre “kétchup” y muestras del producto llegaron a Inglaterra, donde apareció publicado en la prensa por primera vez en el año 1690 como “catchup”. Tras un siglo, en 1711, comenzó a utilizarse el concepto “kétchup”.

Los ingleses lo importaron del archipiélago malayo en el siglo XVIII, algunas de las primeras versiones de salsa de tomate, estaban basadas en champiñones y pescado. No fue sino hasta principios de 1800 que las variantes de salsa de tomate se hicieron populares. El kétchup moderno fue ideado por el norteamericano Henry J. Heinz, quien en 1876 añadió el tomate en dicha salsa; Henry J. Heinz pensó que podía hacerlo mejor. Dejó a su químico de alimentos, GF Mason la tarea de encontrar una receta de salsa de tomate que no usara conservadores.

Mason logró hacerlo  en 1904, usando jitomates maduros, cuya pectina ayudaba a hacer una salsa más espesa, le añadió más sal, el azúcar y vinagre para evitar otros conservadores y ofrecer un producto natural, la envasó en una botella transparente para resaltar su frescura.

El kétchup tiene la propiedad de cambiar su viscosidad en función de la agitación.

catsup

2. Salsa Inglesa

La salsa se hizo por primera vez en el Condado de Worcester de Inglaterra, pero sus verdaderos orígenes están en el sur de Asia. El señor Sandys, un noble británico, había pasado tiempo en Bengala a principios de 1800 y se enamoró de una salsa local.

Cuando llegó a Inglaterra le dio un poco de la salsa a los químicos-John Lea y William Perrins. Ellos prepararon rápidamente un lote (como Breaking Bad) pero tenía un sabor muy fuerte, así que guardaron las botellas en el sótano.

Años más tarde, se encontraron con sus envases y casual, decidieron probarlo. Ellos encontraron que el envejecimiento se había suavizado el sabor y estaba buenerrímo. La salsa, fue llamada Lea y Perrins en honor a sus creadores. Se convirtió en un éxito instantáneo en Europa después de salir a la venta en 1838 y fue importada a los Estados Unidos al año siguiente.

Lea Perrins

3. Mayonesa

Durante la Guerra de los Siete Años y que tuvo lugar entre los años 1756 y 1763 y en la que los franceses atacaron una fortaleza que los ingleses tenían en Saint Philip, en el puerto de Mahón (sí, lo correcto sería decir mahonesa)

Para celebrar la victoria se hizo un banquete en el menú se incluyó una salsa nueva que fue creada por el chef principal de la corona francesa. Algunos dicen que estaba por hacer una salsa común por, aquellos años de crema y huevo, pero que no había podido conseguir la crema. Otros, en cambio, que se había propuesto inventar una salsa nueva desde el principio. Cualquiera sea la razón, el chef hizo una salsa con aceite de oliva y huevo, en lugar de crema y huevo, creando de este modo una salsa original. En honor de la victoria, que como ya dijimos ocurrió en el puerto de Mahón, la salsa fue llamada Mahonnaise. Pero tiempo después se le cambió el nombre por mayonnaise y finalmente la Real Academia de la Lengua la castellanizó como mayonesa.

Cualquiera de tus tías te dirán que no dejes afuera del refrigerador la mayonesa porque se echa a perder. ¿Por qué la mala reputación? Porque la mayonesa es una emulsión, lo que significa que está hecho a partir de dos ingredientes básicos que no se mezclan naturalmente (en este caso, de aceite y de vinagre o jugo de limón). Para que los ingredientes se integren es necesario un emulsionante y la yema de huevo es la más común.

La mayonesa incluye un montón de sal, vinagre y jugo de limón. Algunos estudios han sugerido que la alta acidez y el nivel de sal en la mayonesa producida comercialmente pueden reducir el crecimiento de las bacterias que provocan que se eche a perder.

mayonesa

4. Salsa de soya.

El sitio web señala que su salsa de soya contiene solamente cuatro ingredientes: frijoles de soya, trigo, sal y agua. Un quinto ingrediente, aspergillis, un tipo de hongo, es añadido para producir el moho Koji, que activa la fermentación que da origen a la salsa de soya.

En la antigua China a los alimentos preservados en sal o condimentos se les llamaba ‘Jiang’, se piensa que este ‘Jiang’ dio origen a la salsa de soya. Entre el siglo XVII y XVIII, la prosperidad de la producción de la salsa de soya se llevó a cabo principalmente entre las familias de Mogi y de Takanashi situados en la ciudad de Noda, prefectura de Chiba.

A mediados del siglo XIX se convirtió en el mayor productor de salsa de soya en la región de Kanto. En 1917 las familias Mogi, Takanashi y Horikiri se unieron y fundaron Noda Shoyu Co., Ltd. Este, en el año 1964 cambio su nombre empresarial a Kikkoman Shoyu Co., Ltd., más tarde, en 1980 cambiaron su nombre comercial a Corporación Kikkoman, el cual es su nombre actual.

A partir de los mediados del siglo XVII se comenzó a exportar la salsa de soya al extranjero.Esto significa que el nombre más común en salsa de soya ha sido fabricado por una línea que se remonta más de tres siglos. (Y la empresa no ha dejado de crecer, o bien, la compañía ahora viene la salsa de soya a más de 100 países de todo el mundo.)

salsa_soja

5.Salsa Tabasco

Contrario a lo que mucha gente piensa, la salsa Tabasco no es mexicana, ni siquiera se hace en México (triste pero cierto). Se hace en la Isla Avery, una formación geológica en el golfo de México cubierta en gran parte de sal.Entonces ¿Por qué se llama salsa Tabasco? El nombre viene del origen de los chiles en el estado de Tabasco.

En 1848, un soldado americano llevó como regalo a su amigo Edmund McIhenny unos chiles de extraordinario sabor que cultivaban y comían en México. Entusiasmado con la fuerza y las posibilidades del regalo, plantó la semilla en la isla de Avery, un paraíso en el centro de la Luisiana, de clima húmedo y semejante al de Tabasco.

A mediados del siglo XIX el señor Edmund Mclhenny y la señora Mary Avery vivían en Nueva Orleans, pero huyeron de del país por la Guerra de Secesión americana. Cuando la pareja volvió, encontró su mansión allanada, su mina deteriorada y sus cultivos arruinados. Lo único que sobrevivió fue una plantación de chile del tipo “Capsicum Frutescens” que le habían regalado a la familia años antes.

Determinado a obtener ganancias con los chiles creó una receta a base de vinagre, chiles y lo que no podía faltar: sal de la isla. Después de añejarla en barricas durante algunos días la colocó en botellas de perfume y la vendió entre sus amigos. Al año siguiente vendió miles de botellas al módico precio de un dólar. Poco después abrió unas oficinas en Londres para cubrir la demanda Europea.

Cada botella contiene 720 gotas de salsa.

tabasco_salsa

Vía: Mental Floss
Top Relacionadas