El Museo Jumex (Miguel de Cervantes Saavedra #303 Col. Ampliación Granada) presenta Calder: Derechos de la danza una retrospectiva del artista que le dio ritmo al arte abstracto.

Alexander Calder nació en una familia de escultores y desde niño comenzó a hacer juguetes con cables. Después ingresó a la Liga de Estudiantes de Arte de Nueva York, donde también acudieron Mark Rothko, Roy Lichtenstein, Louise Bourgeois y Ai Weiwei, por mencionar algunos.

Calder redefinió la historia del arte a través de la transformación del espacio, el uso de materiales no convencionales y sobretodo al innovar con el uso del móvil, convirtiéndose así en el precusor de la escultura cinética.

unnamed-1

También creo obras conocidas como stabiles, que son esculturas gigantes immóviles, como el Sol Rojo que vemos en la explanada del Estadio Azteca (ya pueden presumir este dato cuando vayan a ver perder al América). 

IMG_10361-800x450

Para el artista la relación del espectador con el arte no debería ser totalmente analítica, sino que el intercambio debería estar guiado por la emoción, la sensibilidad y el movimiento. Y siguiendo este precepto se han tomado muchas fotografías “prohibidas” o “infraganti” de la muestra en el Museo Jumex (ya que no están permitidas) pero el ingenio del mexicano siempre gana y gracias a eso tenemos muchas imágenes que sólo hace que nos den más ganas de ir a la exposición. 

Chequen las fotos “infraganti”:

unnamed-2unnamedunnamed-4  unnamed-6unnamed-3

Captura de pantalla 2015-06-04 a las 17.34.53Captura de pantalla 2015-06-04 a las 17.34.38

¿Con esas esculturas como no tomarle fotos?

Captura de pantalla 2015-06-04 a las 17.33.59Captura de pantalla 2015-06-04 a las 17.33.46Captura de pantalla 2015-06-04 a las 17.33.33Captura de pantalla 2015-06-04 a las 17.33.15  Captura de pantalla 2015-06-04 a las 17.32.03Captura de pantalla 2015-06-04 a las 17.29.34

La exposición toma como punto de partida la inspiración y experiencia de Calder en Latinoamérica, presentando cerca de cien obras que van desde los años veinte hasta los setentas, y que nos ayudan a entender sus intuiciones intelectuales e innovaciones perceptuales. Partiendo en gran parte de la excelsa colección de la Fundación Calder, los objetos en la muestra incluyen algunas de sus famosas esculturas en alambre, móviles y “stabiles”, así como pinturas y joyería.

unnamed-2

Independientemente de que no se puedan tomar fotografías y algunas personas lo hayan hecho a escondidas, la muestra es algo que vale muchísimo la pena ver, este tipo de artistas tan cerca a latinoamérica y México siempre son un deleite para los sentidos. Y bueno, también sirve para tener una foto bonita en las redes sociales.

Termina el 28 de junio, así que corran al Jumex a formarse.