Uyyyy, pues sí están bien güeyes nuestros legisladores: uno pidió Bellas Artes para festejar al supuesto pedófilo Naasón Joaquín García, pero sin saber que sería festejo… y ahora resulta que la diputada Gabriela Quiroga dice que, igual, pidió un salón del Congreso de la CDMX sin saber que era para darle su reconocimiento a Laura Bozzo. Seeee, claro.

Desde la noche del 30 de julio, cuando tronó el asunto, la diputada local del PRD, Gabriela Quiroga, aceptó haber sido la responsable de “facilitar” el salón del Congreso para el evento en que se entregó un Honoris Causa a la conductora de TV, Laura Bozzo… sin embargo, señaló que no organizó y, mucho menos, participó en el evento. Y bueno, ya que el propio Congreso de la CDMX también se deslindó del asunto, surgió la duda: entonces, ¿quién fregados estuvo enterado que a las instalaciones legislativas se metería a la señorita Laura?

Foto: Twitter

Al parecer, nadie… y lo preocupante viene de parte de la diputada perredista: si como “facilita’ las cosas, legisla… no, pues ya nos fregamos. Según ella, “prestó” el recinto legislativo… pero sólo porque unos jóvenes de Iztapalapa se lo pidieron. Por supuesto, porque eso es lo que hacen los diputados: prestan las cosas a lo güey. “Si son ciudadanos del distrito electoral que representamos, pues lo hacemos”, comentó Quiroga para El Universal. “Nunca antes había ocurrido algo parecido”.

Foto: @GabiQuirogaA

“Uhhhh, pues mala suerte”, dirán muchos… pero en la entrevista que la diputada dio para el diario capitalino sólo se hundió cada vez más. Suponiendo que, efectivamente, prestó el recinto legislativo sin saber nada del evento y por confiada de sus paisanos salió quemada, al preguntársele si entonces las instituciones que reconocieron a Laura Bozzo eran de la alcaldía que representa… ¿qué creen? Así es: Quiroga dijo desconocer si la Academia Universitaria y el Centro Universitario Inglés son de Iztapalapa.

Foto:

En fin… pese a que es evidente que, entonces, firma las cosas a lo güey (o como sea que se haya hecho el facilitamiento de las instalaciones legislativas… ya no sorprendería que haya sido ‘de palabra’), Quiroga culpa a los legisladores de Morena por el prro oso de haber metido a Laura Bozzo al Congreso. “Seguro por ellos es que esas escuelas se atrevieron hacer ese tipo de evento. Pero ahora me echan la culpa de todo, cuando Morena también tiene responsabilidad”, agrego la diputada para El Universal.

Sin embargo, a la hora de gritarles “¡qué pasen los desgraciados!, el diputado Eduardo Santillán no quiso decir nada al respecto… y Nazario Norberto Sánchez ni siquiera se paró por el Congreso. Y así parece que terminará el asunto.