Legionarios de Cristo “avergonzados” por abusos contra menores: “pedimos perdón”

Aunque no lo parezca, porque nomás mandaron a descansar al sacerdote Fernando Martínez, culpable del abuso de varios menores, los Legionarios de Cristo aseguran que sí están muy avergonzados por lo que hizo ése y otros curitas manchados…

Por ello, durante el inicio de un evento celebrado en Roma, en el que revisarán los últimos 6 años de gobierno y, además, elegirán al gobierno general de la congregación, los Legionarios dijeron sentir vergüenza por… bueno, varias cosas 1) por los abusos del padre Martínez, 2) la negligencia por la que actuaron en su momento ante las denuncias 3) la falta de atención a las víctimas y 3) ¿el mínimo castigo a los sacerdotes?

Foto: Pixabay

Nah… nomás por las dos primeras. “Una vez más pedimos perdón a ellas [las víctimas] y a sus familias. Nos duele su sufrimiento y deseamos aliviarlo“, aseguraron los representantes de los Legionarios de Cristo por medio de un comunicado.

Al parecer, para lo orden fundada por el padre Maciel, ahora es cuando hacer borrón y cuenta nueva… lo cual no descarta que se continúen cometiendo abusos. Ups, pero si así sucede, ahora sí habrá mejores formas de investigarlos.

Para lo anterior, crearán una comisión interdisciplinaria en la que participen miembros externos. Esta comisión dará “acogida, escucha y seguimiento a las víctimas”, además de proponer medidas para reparar el daño.

En lo relativo a la prevención de abusos, los Legionarios aseguran que tienen el compromiso de poner en práctica los estándares de ambientes seguros, los cuales existen desde 2015. Esos estándares “guían nuestra acción pastoral y nuestro esfuerzo para garantizar la prevención del abuso de menores y la respuesta a las denuncias”.

Multa CFE a iglesia por robo de luz

Foto: Shutterstock

De acuerdo con Milenio, respecto al caso del sacerdote Fernando Martínez, quien hace unos días fue jubilad…digo, separado del sacerdocio, luego de ser hallado culpable de abuso de menores, los Legionarios informan que éste ya renunció a la orden… es más, ya no participará en la elección de la nueva dirección de la congregación.

Ahhhh, menos mal.