…And Justice For All es para muchos la última gran obra de Metallica. El álbum es alabado por sus canciones complejas, largas, su destreza en la ejecución y además por contener uno de los primeros éxitos de la banda que atravesaría del subterráneo hasta el mainstream: “One”. Sin embargo este trabajo siempre ha tenido una mancha negra, un talón de Aquiles: la notoria ausencia del bajo.

Habría que hacer un poco de contexto. Tras la fatídica muerte de su bajista Cliff Burton, con el grupo en plena gira promocional del álbum Master of Puppets, la banda debía continuar su camino y realizó audiciones para ocupar la plaza. Entre quienes audicionaron se encontraban Les Claypool, extraordinario bajista de Primus y amigo de la infancia de Kirk Hammett, Troy Gregory de Prong y el joven Jason Newsted de la banda Flotsam and Jetsam quien resultó (en palabras de la banda) “el más decente” para continuar con la gira y la banda.

Newsted era un bajista muy diferente a Cliff Burton: tocaba con plumilla en lugar de usar los dedos de la mano derecha como Cliff, venía específicamente de la escena del Thrash Metal y sólo había estado una vez en el estudio de grabación en el álbum Doomsday For the Deceiver de Flotsam and Jetsam. El debut de Jason con Metallica se dio en el EP, Garage Days Re-Revisited, un trabajo compuesto por covers y en el cual el bajo es perfectamente audible, quizás a manera de carta de presentación del nuevo integrante.

jason2

Cuando llegó el momento de grabar …And Justice For All, álbum que fue compuesto en su totalidad por Lars Ulrich y James Hetfield, la dinámica de grabación fue muy distinta. En lugar de reunirse toda la banda en el estudio y comenzar a grabar, Lars y James primero grabaron todas las bases sobre las cuales Kirk únicamente haría los solos y Jason grabaría el bajo, estos dos últimos estarían por su cuenta en el estudio, sólo con un ingeniero, sin nadie de la banda para asistirlos o darles idea de cómo debían sonar las coas. La razón de esta apresurada grabación es que la banda se hallaba inmersa en la gira Monsters of Rock y no tenían mucho tiempo para reunirse en el estudio.

Pues bien, en una reciente entrevista para el portal Ultimate Guitar con el ingeniero encargado de la mezcla del álbum, Steve Thompson, se revela la verdad sobre lo que sucedió con el bajo de Jason en este álbum.

Thompson es un prominente productor e ingeniero de mezcla que ha estado detrás de álbumes como Appetite for Destruction de Guns N’ Roses, Follow the Leader de Korn, la compilación A-Sides de Soundgarden y una gran variedad de discos de gente como Paul Simon, Whitney Houston, Aretha Franklin, Madonna, Yoko Ono, RZA, Wu-Tang Clan y Blues Traveler entre otros.

Aquí transcribimos parte de la entrevista.

¿Cuando mezclaste los tracks de …And Justice For All en 1988, fue una experiencia totalmente distinta a lo que hiciste en Appetite For Destruction?

Bueno, lo que yo quería hacer y lo que Lars quería hacer eran cosas completamente diferentes, lo cual me molestó un poco. Amaba a Metallica y estaba familiarizado con ellos. Dije “estos tíos son chidos”. Nos llamaron y fuimos a los estudios Bearsville de Nueva York y los chavos estaban en la gira de Monsters of Rock entonces. Así que lo que hacían era llegar uno que otro día en helicóptero y empezar a trabajar.

¿La banda ya sabía la clase de álbum que querían hacer o cómo querían que sonara?

Lars sabía los parámetros exactos de lo que quería para la batería. De hecho trajo fotos de su ecualizador paramétrico Klark Teknik, con la ecualización que ya tenía definida para el sonido de la batería. Le dije al productor Michael Barbiero, “¿por qué no trabajas con Lars en el sonido que está buscando? Llámame cuando esté contento”.

larsdrums

¿Qué pensaste cuando finalmente lo escuchaste?

Me llamaron, lo escuché y pensé, “esto suena como el culo, qué horrible sonido”. Así que saqué a todos del cuarto, rediseñé el sonido de la batería, aumenté el volumen de las guitarras. Jason estaba perfecto en el bajo. En perfecto matrimonio con las guitarras de Hetfield.

¿James estaba contento con lo que estabas haciendo?

Subí el volmen de todo y Hetfield levantó los dos pulgares. Lars llega unos minutos después, lo escucha y después de un minuto dice “bájale a eso”. Le pregunté cuál era el problema y dijo “¿Qué pasó con mi sonido de batería?”, le dije “¿Era en serio?”

¿Lars no estaba contento?

Logramos hacer sonar la batería como él quería. Yo no era muy fan del sonido. Y acto seguido me dijo “¿Escuchas el bajo?” y yo le dije “Sí hombre, gran parte. Estuvo asesino”. Me dijo “Quiero que reduzcas el bajo hasta que sea casi inaudible en la mezcla”. Y yo le dije “¿Estás bromeando verdad?”. Dijo “No, bájale el volumen”. Así que lo reduje hasta el nivel que me dijo y después agregó “ahora redúcelo otros 5 decibeles”. Volteé a mirar a Hetfield y dije “¿Está hablando en serio?”. Simplemente me sorprendió.

jason1

¿Qué hiciste entonces?

Le llamé a mi manager esa noche y creo que hablé con Cliff Burnstein y Peter Mesch, los managers de Metallica y les dije: “Amo a estos tipos, creo que son increíbles y crearon un género propio, pero no estoy de acuerdo con la dirección en la que Lars me está jalando. Mi nombre va a estar en el disco así que, ¿por qué no buscan a alguien más?” Mi manager no quería tener que ver con Burnstein o Mensch.

¿Entonces estabas decidido a abandonar la mezcla de Metallica?

Finalmente me convencieron de quedarme y mi único remordimiento es que no tuvimos suficiente tiempo para mezclarlo de la forma en que lo habíamos escuchado. Quería tomar el Master of Puppets y desplazarlo. Esa era mi dirección sónica para …And Justice For All. Todo estaba ahí y yo creí que estaban buscando un sonido de bajo que sonara más “garagero”. Y el bajo estaba genial, era perfecto. Recuerdo cuando Metallica fue elegido para el Salón de la Fama, nos llevaron a todos y me senté con Lars en el avión. Me dice “Hey, ¿qué le pasó al bajo en …And Justice? En verdad me preguntó eso. Quería noquearlo ahí mismo. Fue una lástima porque yo soy el recibe toda la mierda por la ausencia del bajo.

Esto echa por tierra las declaraciones tanto de Jason Newsted como de James Hetfield y Kirk Hammett acerca de que la frecuencia del bajo era tan similar a la de las guitarras, que prácticamente quedó sepultado en la mezcla y que la ejecución de Jason dejaba mucho que desear. Newsted declaró haberse sentido muy molesto en el momento, pero que ahora ya todo quedó en el olvido y se desquitó en los álbumes subsecuentes del grupo en los cuales el bajo ahora sí se escucha y en gran forma.

Lean la entrevista completa aquí.