Así como en el chiste o como sucedió con Tool y Motörhead recientemente, de nuevo somos testigos de lo que sucede cuando los artistas se encuentran, en esta ocasión cuatro magníficos bateristas que harán salivar a todos los ejecutantes del instrumento o quienes se apantallaron con la película Whiplash.

Resulta que estaba Stewart Copeland, el genial baterista de los desaparecidos The Police, ahí en su estudio llamado The Sacred Grove. Acababa de adquirir un nuevo kit de batería y casualmente se aparecieron Neil Peart (sí, ESE Neil Peart) baterista de los dioses progresivos Rush y también Danny Carey (quien debería estar en la sesión de grabación de Tool con Motörhead de vecinos en Los Angeles) para checar los nuevos tambores que Copeland había comprado.

Desde luego iba a ser una tragedia si este histórico palomazo no quedaba capturado así que Copeland dispuso todo para quedar inmortalizado en video. Curiosamente Stewart no toca la batería sino la guitarra. Además se agregó una sección de alientos y ¡todavía más músicos!, entre ellos David Elitch ex-baterista deThe Mars Volta y que hoy en día milita en Antemasque y el supergrupo Killer Be Killed.

Esto es como la conjunción de los planetas, algo que pasa muy rara vez.

Stewart acostumbra tener invitados de alta calidad en su estudio, chequen esta súper sesión junto a Primus.

¿Y qué tal esta con Danny Carey de Tool, Larry Lalonde de Primus (ex-Possessed), Stewart y Matt Stone, uno de los creadores de la serie South Park al bajo?

Damos gracias a la invención de las cámaras de video, el audio de consola y la magia de la edición por estas bellezas.