Si entras en Reddit a buscar la comunidad de compradores de LUNA y su criptomoneda hermana TerraUSD, te vas a encontrar con un mensaje preocupante. Los moderadores del sitio publicaron una lista gigantesca de líneas de ayuda, teléfonos de todo el mundo, para ayudar a sus usuarios en emergencias de suicidio.

Y es que, en cuestión de días, las monedas digitales perdieron más del 99% de su valor.

bitcoin-crypto-cryptomonedas-desplome-precio-caida-por-que-china-paso-prohiben
Foto: Pexels

El precio de LUNA en su punto máximo —antes de este crash histórico— estaba, más o menos, en 120 dólares. En estos momentos, está en precios ridículos por debajo de 4 centavos de dólar.

La caída, de proporciones titánicas, ha borrado cantidades astronómicas de dinero en cuestión de días: inversiones empresariales, apuestas en el mercado o los ahorros de miles de personas por igual. En un momento, el mercado de esta criptomoneta estaba valuado 25 mil millones de dólares, ahora son menos de 50 millones de dólares.

Pero, ¿qué cuernos pasó? ¿cómo les pudo ir tan mal? ¿cómo está afectando al mundo de las criptomonedas? Pues hablemos de este caso.

Hablemos de stablecoins

Para los no tan iniciados en estos asuntos de finanzas digitales, las stablecoins son un tipo de criptomoneda que busca separarse de la volatilidad. La razón de su existencia —en su versión simplista, pero menos enredada— es que están respaldadas con activos “del mundo real”. Algunas están relacionadas con el precio de divisas, otras con materias primas o algunas con dinero tradicionalito.

La más famosa se llama Tether y está, supuestamente, respaldada por una reserva de dólares. En resumen: si metes un dólar, sales con un Tether. El número total de Tethers en existencia, es equivalente al número de dólares en la reserva.

criptomonedas-mexico
Foto: Pixabay

Otra de las stablecoins es G-Coin que está respaldada por una reserva de oro. Cada una equivale a un gramo del metal precioso.

Algunas están respaldadas por el precio de otras criptomonedas. Así es el caso de DAI, una moneda que se mantiene con el valor del dólar, pero se respalda con una reserva de Ether. Sin enredarnos demasiado, esa se maneja de una forma curiosa donde las personas meten más dinero del que reciben: reducen el riesgo de su inversión a cambio de sobrecolateralizarla.

Y luego… existen otras stablecoins que no están respaldadas  “en nada”.

Se les conoce como stablecoins algorítmicas —algorithmic stablecoins— pues su funcionamiento, su estabilidad, depende de una función matemática que controla la oferta, la demanda y las facilidades en el intercambio.

Foto: TerraLuna

Ese es el caso de la criptomoneda LUNA y su stablecoin hermana TerraUSD, que han conseguido fama mundial por crashear de forma tan espectacular que se llevaron millones de dólares entre las patas, poniendo todo el mercado de finanzas digitales en la cuerda floja.

¿Cómo funciona LUNA y TerraUSD?

El precio de TerraUSD estaba pegado con el precio del dólar. LUNA es su criptomoneda hermana que ayudaba —gracias a un algoritmo— a mantenerla estable.

Si el precio de TerraUSD se subía del dólar, los usuarios podían quemar un dólar de LUNA para crear un TerraUSD, recibiendo algunos centavos de ganancia. Si el precio se bajaba del dólar, los usuarios podían quemar un TerraUSD para crear un nuevo token a LUNA.

Ese complicado ecosistema había mantenido el precio de TerraUSD estable con el dólar, tenía balanceada la oferta de ambas criptomonedas y de paso, había convertido a LUNA en uno de los ecosistemas más exitosos en el mundo digital.

Aunque todo cambió cuando la Nación de Fuego atacó… digo, cuando la balanza se desgració.

Esta semana, el precio de TerraUSD se salió de control y en lugar de valer un dólar, se cotizó apenas 40 centavos. Los inversionistas intentan escapar de esta caída con el sistema que estaba en curso: quemar su TerraUSD para crear un LUNA y venderlo en el mercado sin perder tanto dinero. Eso provocó una catástrofe mayor.

Con el valor de LUNA a 10 centavos, cada que alguien quema su TerraUSD se crean 10 LUNA. No suena tan grave, ¿cierto?

Aunque esas cifras son exponenciales: cuando alguien quema 100 mil TerraUSD, se crean 1 millón de LUNA. Creando tantas monedas de golpe, sucedió la versión moderna de una vieja máxima financiera. Imprimieron más dinero.

Bueno, en este caso, crearon más criptomonedas de las que podían soportar.

Antes de la caída, existían 386 millones de LUNA en curso. De acuerdo con estimaciones de The Block —una agencia de investigación en el mercado de criptomonedas— en este momento existen 7.1 billones de tokens de LUNA.

Ya se imaginarán el tremendo megamandarriazo que significó en su valor.

terra luna price crash crypto
Foto: Gráfica de la caída de LUNA

¿Lo más gacho? El sistema de LUNA, tan innovador como parecía en su momento, le daba beneficios a los usuarios que bloquearan sus monedas. Si lo hacías, tus tokens de LUNA no se podían vender y no se podían comprar durante tres semanas. En esta caída, millones de personas —que se llamaban a sí mismos Lunatics— están viendo cómo desaparecen sus ahorros sin poder hacer nada al respecto.

¿Y ahora?

Pues tronó el abarrote. TerraLabs, la compañía detrás de LUNA y TerraUSD, está buscando desesperadamente respuestas.

La blockchain de LUNA fue detenida de golpe, para evitar más desgracias. Binance —la conocida plataforma— retiró los intercambios de estas monedas y canceló sus contratos futuros.

Las propuestas para la solución no se ven sencillas. En su cuenta de Twitter, el creador de este ecosistema, el surcoreano Do Kwon, presentó una idea para aumentar la capacidad del sistema de crear Terra USD para que se estabilice, aunque eso implica la pérdida de valor para LUNA. También comentó sobre estabilizar el sistema con los mil 500 millones de dólares que tienen en Bitcoin.

Ninguna se ha decidido oficialmente y la cosa se ve complicada, más aún cuando ha impactado a otras criptomonedas.

El impacto en otras criptomonedas

La desgracia de LUNA ha impactado en todas las otras criptomonedas —que, siendo sinceros, dependen mucho de la confianza de los inversionistas. Estiman que el mercado general de las monedas digitales ha perdido cerca del 10% de todo su valor en esta semana.

Bitcoin anda en 30 mil dólares, su valor más bajo desde el 2020 y lejos de su máximo histórico.

También Ethereum tuvo un ramalazo de un 30% de su precio y otras monedas conocidas como Cardano o Solana también han perdido cerca del 50% de su valor en estos últimos días. Ha sido una cosa de locos y el pánico del mercado tiene a todo mundo nervioso.

El CEO de Tether —la stablecoin basada en dólares que les contábamos arriba— comentó en Twitter que en las últimas 24 horas han salido 300 millones de dólares.

Las estrategias de contención personal entran en juego.

Foros en Reddit invitan a las personas a alejarse un poco de los juegos de mercado y recuerdan la regla de Oro: solo invertir dinero que estés dispuesto a perder o que no necesites de urgencia. Algunos cuentan sus testimonios de cómo desaparecieron sus ahorros en cuestión de minutos. Algunos optimistas recuerdan “comprar” más monedas para aprovechar los bajos precios, pero otros asumen que todavía no termina la caída en picada.

En fin, llévensela leve. Si tenían sus lana invertida en LUNA o en TerraUSD, pos les mandamos un apapacho grandote.

Soy Max Carranza y me he pasado la vida rodeado de memes, cultura digital y bastantes horas frente a las pantallas. En el camino me encontré la pasión por abordar los temas sociales más urgentes e intentar...

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook