Hablemos de Sisa Abu Daooh, una mujer egipcia que quedó embarazada a los 21 años y cuyo esposo murió antes de que naciera su bebé, ella tenía que salir adelante y nada la iba a detener.

En esos entonces las prácticas locales no permitían que las mujeres trabajaran, entonces decidió disfrazarse de hombre para sacar adelante a su hija, a sus nietos y hasta al esposo de su hija cuando él enfermó demasiado como para trabajar.

Fueron 43 los años que pasó disfrazada y levantando ladrillos pesados y bolsas de cemento. Hoy ya no se esconde, se para a las 6 de la mañana para ir a pulir zapatos en una estación de tren.

Ya tiene 64 años y será nombrada la Madre Ideal por una organización llamada Social Solidarity Directorate of Luxor.

Sisa Abu Daooh dice sobre su vida: “Prefiero un trabajo pesado a rogar en las calles para mantenerme a mi y a los míos”.

Vía Lost at E Minor

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook