La investigación contra Mario Marín, exgobernador de Puebla —mejor conocido como el gober precioso—, sigue en marcha y ahora la Oficina de la Policía Internacional (Interpol) emitió una ficha roja en contra del exfuncionario, quien será buscado en más de 190 países por el caso de tortura en contra de la periodista mexicana, Lydia Cacho, quien exhibió en “Los Demonios del Edén” la red de pornografía y trata de personas en nuestro país.

Los detalles los dio a conocer el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, en conferencia de prensa —donde también informó sobre la investigación de La Estafa Maestra, que será abordada como un delito de Estado. En fin, de regreso al tema de Mario Marín, la orden para la búsqueda internacional se libró el 11 de abril pasado, cuando el Primer Tribunal Unitario de Quintana Roo dio luz verde para detenerlo, así como a otros personajes vinculados al caso —como Kamel Nacif Borge, empresario conocido como “el Rey de la Mezclilla”.

“Quien haya dicho lo contrario no está diciendo la verdad”

Con esta frase, Gertz Manero defendió el procedimiento de la Fiscalía General ante el cuestionamiento sobre el caso y el trabajo de las autoridades para dar con uno de los señalados en la red de prostitución y trata de personas expuesto en el trabajo periodístico de Lydia Cacho —quien en 2004 publicó su investigación por la cual fue acosada y torturada por las autoridades estatales y detenida en 2005 por la policía de Puebla, durante la gestión de Mario Marín. En aquella época, Nacif acusó a la periodista por difamación.

Hasta el momento, sólo ha sido detenido y procesado Juan Sánchez Moreno, exdirector de Mandamientos Judiciales de la Policía poblana. Sin embargo, tanto Lydia Cacho como organizaciones civiles continúan en el seguimiento del caso para que finalmente se acceda a la justicia, en una historia de impunidad que lleva más de 10 años sin resolver en nuestro país.

**Foto de portada: Cuartoscuro.