Hoy en la tarde se le entregó la medalla Belisario Domínguez, el máximo galardón del Senado que se supone debe ser otorgado sólo a personajes considerados “modelo para la nación”, al empresario Alberto Baillères González.

Para los que no sepan, Baillères Gonzáles es nada más y nada menos que el segundo hombre más rico de México, después de Carlos Slim. Es el líder de Grupo BAL, los dueños de compañías como Industrias Peñoles, GNP, Profuturo, Palacio de Hierro, entre otras. Además de ser reconocido por sus millones, Baillères también ha sido acusado por muchos sectores de haber construido gran parte de su fortuna gracias a las concesiones mineras que le ha otorgado el propio Gobierno federal y por las malas condiciones laborales que presentan.

El propósito de este premio es reconocer a los “hombres y mujeres mexicanos que se hayan distinguido por su ciencia o su virtud en grado eminente, como servidores de la Patria o de la humanidad”  por lo que un gran sector de la sociedad  está en contra de que haya sido otorgada la medalla a Baillèsteres  y consideran que este acto refleja al

estado mexicano premiando el modelo económico neoliberal que ha generado una desigualdad sin precedentes en el país.

Por su parte, Cuauhtémoc Cárdenas, considera que otorgar la medalla Belisario Domínguez 2015 al empresario Alberto Bailleres González “es un premio a la violenta desigualdad social existente”…la mayoría de la gente sólo conoce por su éxito en amasar una voluminosa fortuna personal”. Además de declarar:

“resulta inadmisible que se produzca este reconocimiento cuando nuestro país vive una de las épocas en que, al menos en este siglo y el anterior, existe una de las situaciones de mayor desigualdad de orden social y que en los hechos se presente como mérito y logro por alcanzar y ejemplo para todos la desigualdad misma, las oportunidades de mejoramiento limitadas a pocos y la alta concentración de la riqueza en unos cuantos”.

Por el otro lado, el senador del PAN, Javier Lozano, justificó la entrega de la Medalla al empresario y atacó en Twitter a los que estuvieran en contra, con un finísimo lenguaje, característico de un político honorable:

“Vayan mucho al carajo los que repudian la entrega de la Medalla  #BelisarioDomínguez a Alberto Bailleres”

carajo

Al recibir la medalla, Baillères exhortó a todos los sectores del país a trabajar contra los rezagos y las injusticias que afectan al país pero no dejó de felicitar a Enrique Peña Nieto por todos los cambios (¿?) que ha impulsado, además de decir que  “México no tardará en ser el país que queremos: un país desarrollado y justo. Porque nuestra patria y su pueblo son entrañables”

Habrá que ver cuál es el país que Baillères quiere y qué es para él desarrollado y justo ya que millones seguimos sin ver estos cambios y avances…