Mientras que el gobierno federal no pierde oportunidad para decir que hay otros países más fregados que éste, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) asegura que si se comparan las acciones y resultados que otros países tienen para reducir pobreza y mejorar la calidad de vida, la cosa no es como nos la pintan.

Según el informe de la OCDE, Midiendo el bienestar en los estados mexicanos,  las acciones que se realizan en nuestro país en áreas como la educación, la reducción de la pobreza y la mejora en la calidad del empleo ofrecen resultados “mediocres” si son comparados con los que se obtienen en otras latitudes.

pobreza-en-mexico

Además, hace énfasis en las grandes diferencias que existen entre las distintas regiones en las que estratégicamente se divide el país: los estados mexicanos y el Distrito Federal difieren considerablemente en la mayoría de las dimensiones de bienestar, señala el informe.

Por ejemplo: vivir en Guerrero, Chiapas o el Estado de México (entidades con peor desempeño) puede significar una probabilidad cuatro veces más alta de estar en situación de pobreza; siete veces mayor de abandonar la escuela o de trabajar más horas con un salario bajo; así como tres veces más la posibilidad de sentirse inseguro en la propia localidad… esto en comparación de quienes viven en estados como Nuevo León, Chihuahua o en el Distrito Federal, las cuales cuentan con mejor desempeño… según.

desempleo

“En promedio, el país ha empeorado en las dimensiones (salud, accesibilidad a servicios básicos, calidad de la vivienda, seguridad, ingresos y empleo). Las condiciones de pobreza extrema que se concentran en unos cuantos estados como Guerrero o el Estado de México explican el deterioro de la seguridad en los últimos cinco años; mientras que el empeoramiento de la situación laboral, aunque menos grave que el de la seguridad, se ha extendido a la mayoría de los estados en los últimos 10 años”.

Otro punto que destaca el informe es la caída generalizada de los ingresos en los hogares… desde 2008, año de la recesión económica mundial. Pero como en los casos ya señalados, si bien algunos estados registran incremento en el ingreso, lo hacen para crecimiento de la desigualdad existente en el país. Ejemplo: en 2014 el 76% de la población en Chiapas se encontraba en situación de pobreza, mientras que en Nuevo León  fue sólo 20%.

¿El gobierno federal también dirá “ya chole con estos informes”?

*Vía Proceso, La Jornada