El próximo 2 de junio se llevarán a cabo los comicios en Puebla, Baja California, Aguascalientes, Durango, Quintana Roo y Tamaulipas. Sin embargo, antes de que los ciudadanos decidan, el PRI ya se desbandó en Baja California. ¿Por qué?

A días de las elecciones para la gubernatura, ayuntamientos y diputaciones locales, la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP) del tricolor abandonó las filas de su partido junto con algunos militantes en Mexicali, ya que han acusado a la dirigencia nacional de “traición” y la candidatura de Enrique Acosta se sigue quedando sin respaldo.

Se desbanda el PRI

Además de acusar a la dirigencia nacional del PRI de traición, los ahora exmilitantes priistas aprovecharon para subirse al barco de Juntos Haremos Historia —coalición integrada por Morena, el Partido del Trabajo (PT), Transformemos y hasta el viejo aliado del tricolor, el PVEM (Partido Verde Ecologista)— y respaldar el proyecto del candidato a la gubernatura Jaime Bonilla, de acuerdo con información de Proceso.

En conferencia de prensa, Jesús García —quien fungía como secretario de la CNOP en Baja California explicó que ante la renuncia los cinco comités municipales del sector popular prevén formar un nuevo partido.

De esta manera, el símbolo del PRI y su representación en el candidato Acosta perdió apoyo, después de que los exmilitantes acusaran que este partido ha olvidado sus compromisos políticos, dando oportunidades a “socios oportunistas”, de acuerdo con los argumentos que expuso García en una carta que envió a la senadora y ex secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu Salinas, dirigente del PRI.

**Foto de portada: Enrique Acosta Fregoso Oficial.