Este viernes, las autoridades migratorias de Estados Unidos informaron que Abdel Reyes Clemente, migrante mexicano detenido por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés), fue declarado muerto mientras estaba detenido en el Centro de Procesamiento de Florence.

De acuerdo con los reportes médicos, el hombre de 54 años perdió la vida luego de que había sido atendido por presentar síntomas influenza.

Sin embargo, fue encontrado sin vida en miércoles por la mañana.

La cosa es que no se trata de la primer persona migrante que muere bajo custodia de las autoridades migratorias en Estados Unidos.

En julio del año pasado, el mexicano Efraín De La Rosa murió en un centro de detención del ICE en Georgia. Presuntamente se habría suicidado.


Así también ha ocurrido con menores de edad. En este caso, Felipe Gómez era guatemalteco y tenía ocho años. Murió en custodia de autoridades fronterizas tras ser diagnosticado con un resfriado común que resultó ser influenza tipo B.