El pasado 25 de diciembre, un niño migrante de sólo ocho años murió mientras estaba en custodia de las autoridades norteamericanas. Ante este hecho… pues los gringos no parece que tengan muchas ganas de investigar. Eso sí, avisan que a partir de ahora realizarán un examen médico a los menores migrantes que lleguen a su territorio. No “vaiga” a ser…

De acuerdo con El País, las autoridades fronterizas de Estados Unidos advirtieron que pasarán por el ojo inspeccionador de sus médicos a cuanto menor de edad pretenda ingresar a su territorio… claro, en calidad de migrante. De hecho, a todos los chamacos que se encuentran detenidos les realizarán exámenes médicos.

Foto: Getty Images.

Además de lo anterior, se buscará alojar a los niños en lugares diferentes a los centros de detención y, en general, checar si se modifican los protocolos con los que se procesan a los niños que acompañan a la caravana migrante… pues porque ya está muy raro que lleven dos menores muertos bajo su custodia, en tan sólo un mes.

 Apenas en las primeras horas del 25 de diciembre, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos informó que un niño guatemalteco tuvo que ser trasladado a un hospital de Alamogordo, Nuevo México. Aunque recibió la atención médica, el cuadro de resfriado y fiebre que presentaba el menor migrante se recrudeció y, lamentablemente, terminó por fallecer.

Esta muerte sucede sólo unos cuantos días después del caso de Jakelín Ameí Caal, una menor también de Guatemala que murió tras ser detenida en la frontera de Nuevo México. Este evento conmocionó a la burocracia gringa debido a que el gobierno tardó casi una semana en informar al Congreso sobre lo sucedido. DE acuerdo con El País, de forma extraoficial se dijo que la niña murió deshidratada, porque llevaba días sin comer ni beber. El propio padre de la menor negó esta versión… sin embargo, hasta el momento aún no hay una causa oficial de la muerte.

Pero bien, además de las revisiones médicas inmediatas que aplicarán las autoridades estadounidenses, éstas exigieron a sus homólogas de México que hagan lo propio… además de investigar el origen de las enfermedades que presentan los migrantes que están de su lado del río bravo.