El número de homicidios dolosos y ejecuciones por parte del crimen organizado ha alcanzado en nuestro país niveles demasiado preocupantes. Cada vez más, asesinar en México sin enfrentar la justicia es más frecuente.

La prueba está en que en 11 años –de 2006 a 2016- se han registrado mil 978 fosas clandestinas en 24 estados del país, de las cuales las fiscalías ha recuperado 2 mil 884 cuerpos, 324 cráneos, 217 osamentas, 799 restos óseos y otros miles de fragmentos de huesos que todavía no se sabe a cuantas personas corresponden.

Esto implica que en uno de cada siete municipios de México, una fosa clandestina fue encontrada cada dos días. Verdaderamente escalofriante.

Así lo revela una investigación realizada por la organización A dónde van los desaparecidos, misma que fue apoyada por Quinto Elemento Lab.


Para acabarla de amolar, de todos estos cuerpos encontrados, sólo mil 738 víctimas han sido identificadas hasta el momento. 

Lo peor es que esta situación ha ido aumentando a pesar de los “esfuerzos” de dos administraciones diferentes, una de las cuales le declaró la guerra al narcotráfico. El primer año que comprende la investigación, el 2006, solo fueron encontradas dos fosas. De ahí para adelante el número aumentó considerablemente.

Para el año siguiente ya fueron 10 cuerpos enterrados ilegalmente en cinco estados del país. Aterradoramente tres años después, en 2010, se encontraron 105 fosas en 14 estados; para el año siguiente fueron 375 en 20 estados. Ya para este entonces hablábamos de una fosa clandestina por día.


El lugar que rompió el récord por el número de cuerpos encontrados en una fosa clandestina se encuentran en el municipio de Veracruz. Estamos hablando para ser exactos de Colinas de Santa Fe, lugar en donde se han encontrado nada más y nada menos 22 mil 79 restos óseos, mismos que la autoridad aún no determinan a cuántas personas corresponden, es más, todavía siguen las labores de desenterramiento.

El otro lugar de muerte es el municipio de San Fernando, en Tamaulipas, en donde se encontraron 139 fosas con 190 cuerpos y restos óseos en tan sólo 11 años.

Entonces, los estados en donde más se han encontrado fosas son Veracruz, Tamaulipas, Guerrero, Chihuahua, Sinaloa, Zacatecas, Jalisco, Nuevo León, Sonora, Michoacán y San Luis Potosí. Sin embargo, en los que más cuerpos fueron encontrados son Durango y Chihuahua. 


¿Y la justicia? Bueno, algunas veces se abandona en camiones refrigerantes, otras tantas en “verdades históricas” que ya fueron refutadas por instancias internacionales, otras tantas se resuelven mágicamente en tiempo récord encontrando a los responsables muertos, etc. 

Acá te dejamos la investigación completa, misma que se encuentra en www.adondevanlosdesaparecidos.org