Mucha indignación por el asesinato de compañera… pero en el último paro de labores que organizó el estudiantado de la facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM (FCPyS) las instalaciones de ésta fueron vandalizadas, reportaron las autoridades de la institución.

Utssss, nomás se fijan en lo material”, dirán quienes ven que una de las principales broncas que debería estar atendiendo la Universidad es la falta de seguridad… y muchas otras que por ahí saltan a la vista… pero no nomás fue rayar una pared o dejar un baño tapado. Según dio a conocer la dirección de la FCPyS, la vandalización del inmueble dejó un daño patrimonial de 250 mil pesitos.

Por lo anterior, las autoridades universitarias recordaron que en los últimos años se han mostrado respetuosas con las expresiones de los alumnos, así como por las formas en que estos se organizan… pero de eso a dejarlos dañar lo que es todos, pos como que no.

No se ha opuesto a la libre manifestación de ideas y ha respetado los acuerdos a los que han llegado las asambleas estudiantiles, incluyendo a los paros de actividades académicas“, cita Reforma a la dirección de la Facultad.

Y bueno… para que vean que no nomás se van a lo material, los de la FCPyS recuerdan que las últimas movilizaciones estudiantiles han sido respondidas con apoyos legítimos para atender temas como la demanda de seguridad, el ataque a la violencia de género, así como el acoso y otros problemas que se van presentando en la vida académica.

La quemada con la banda, entonces, viene porque parece que el daño que dejaron esta vez sí estuvo muy manchado… o, mínimo, sí causó extrañeza: los estudiantes que participaban en paros habían sido –hasta ahora– respetuosos con las instalaciones y la infraestructura universitaria.

La bronca se dio durante el paro de los días 2 y 3 de mayo, el cual se dio a raíz de la muerte de la alumna Aidé Mendoza Jerónimo. “Dañar el patrimonio de una institución pública bajo el cobijo de una justa demanda, es un acto, no sólo ilegal, sino ilegítimo”, señaló la dirección de la FCPyS.

Por último, las autoridades pidieron continuar con el reclamo por la muerte de Mendoza Jerónimo al interior de las instalaciones de la Universidad, pero también echar la mano para condenar “los actos que dañan el patrimonio de nuestra institución”.