Recientemente, autoridades encontraron los restos de un avión privado en Coahuila: desapareció en su trayecto de Las Vegas a Monterrey. Se confirmó que murieron 13 personas.

Este martes, trascendió que el piloto del avión, Juan José Aguilar Talavera, fue detenido el 17 de julio de 2006 en el Aeropuerto Internacional de Tijuana, en Baja California. Junto con otras 10 personas, fue procesado por delincuencia organizada, posesión de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército y Fuerza Aérea, así como formar parte de una célula delictiva al servicio del narcotraficante Joaquín “el Chapo” Guzmán.

Y no es todo.

Presuntamente, Aguilar Talavera también se vio involucrado en una operación para ingresar de manera clandestina a un hijo de Muamar Gadafi a México en 2011.

Apenas ayer la Secretaría de Seguridad Pública de Coahuila confirmó la muerte de 13 personas que viajaban en el jet privado, mismo que se desplomó en una zona montañosa en el municipio de Ocampo.

El plan de vuelo reveló los nombre de quienes perdieron la vida. Tres miembros de la tripulación: el comandante Juan José Aguilar Talavera, el primer oficial Luis Ovidio González Flores y la sobrecargo Adriana Monserrat Mejía Sánchez.