En México y en todo el mundo la obesidad, el sobrepeso y las complicaciones de salud que estos problemas de salud conllevan están aumentando cada vez más en la mayor medida. Recientemente, una red de científicos de salud de todo el mundo (NCD Risk Factor Collaboration) publicó el resultado de una investigación mundial realizada en prácticamente todos los países del mundo.

Resulta impresionante saber que entre 1985 y 2017, el índice de masa corporal (IMC) en la humanidad ha aumentado lo equivalente a que cada persona engordara más o menos seis kilogramos. Este aumento se debe principalmente al incremento del sobrepeso y la obesidad en algunos países pobres o de ingresos medianos, donde el porcentaje de este problema de salud llega al 80%. 

En el caso de las zonas rurales, más del 55% de incremento se registró en zonas rurales, en donde el IMC ha aumentado un promedio de 2.1 kilogramos por metro cuadrado desde 1985.

Contrario a lo que se pensaba, en las ciudades el incremento en la obesidad se redujo un 1.3% en mujeres y 1.6% en hombres.

Pero ¿cómo se obtuvieron estos resultados?

Para obtener estas impactantes cifras, el grupo de científicos utilizó más de dos mil estudios basados en la población mundial, con mediciones de altura y peso en más de 112 millones de adultos.

De manera general, se creía que la urbanización era uno de los factores más importantes del aumento mundial del IMC ya que la dieta y el estilo de vida en las ciudades terminan en obesidad.

El informe publicado en la revista Nature revela que la urbanización no va tanto de la mano con el sobrepeso y la obesidad.

Acá te dejamos el estudio completo para que le des una leída.

Con información de El País