Aunque la tarde del miércoles 15 de mayo, los chilangos, las chilangas y los mexiquenses celebraron que por fin Tláloc se manifestó —aunque en el sur de la CDMX se registró una fuerte lluvia con granizo—, la contaminación atmosférica no cedió y esta mañana el Sistema de Monitoreo Atmosférico dio a conocer que amanecimos con una mala calidad del aire —después, el extra lo dio el Popocatépetl.

De acuerdo al corte de las 09:00 horas, en CDMX y la zona conurbada se registró una MALA calidad del aire por partículas, con un valor máximo de 146 puntos del índice PM2.5 monitoreado en la alcaldía Iztapalapa.

Aunque se registró granizo en las alcaldías Álvaro Obregón, Benito Juárez y Coyoacán, poco ayudó para dispersar las partículas, mejorar la calidad del aire y darle un respiro a la ciudad.

Pero —ya entrados en el tema de la lluvia, es necesario saber que esta temporada ya arribó —justo el día de ayer— y lo que observamos fueron solo las primeras precipitaciones. Sin embargo, las lluvias y la calidad del aire no es lo único que inquieta a CDMX y el Valle de México.

Actividad del Popocatépetl 

La Coordinación Nacional de Protección Civil (Cenapred) dio a conocer que se esta mañana —alrededor de las 08:17 horas— se registró la primera actividad del Popocatépetl: una explosión, con moderado contenido de ceniza. Se trató de una columna con una altura de aproximadamente 1.6 kilómetros con dirección al sureste, por lo que la caída de este material se registrará en esta zona.

Luego, alrededor de las 08:31 horas se registró otra explosión con moderado contenido de ceniza. Sin embargo, ante la actividad el Semáforo de la Alerta Volcánica sigue en amarillo fase 2.

Por lo pronto, la contingencia ambiental permanece, así como la suspensión de clases en escuelas públicas y privadas de educación básica, así como en la UNAM y el IPN.

**Foto de portada: Cenapred-Cuartoscuro.