Y mientras en redes la discusión era si se valía o no romper cristales y pintar paredes para exigir justicia para las mujeres… siguen los casos de jóvenes asesinadas. Esta vez en Puerto Escondido se encontró el cuerpo sin vida de una mujer cuya desaparición se había reportado el pasado viernes.

Se llamaba María Eugenia Guzmán y sólo tenía 19 años. Familiares reportaron su desaparición el pasado 16 de agosto, para pedir apoyo en su búsqueda. Ayer, domingo 18, las autoridades informaron su localización. Lamentablemente, la chica fue encontrada sin vida. Su cuerpo, según se reporta, estaba semidesnudo y presentaba señales de violencia.

De acuerdo con Reforma, el cuerpo de María Eugenia fue hallado en un camino de terracería que da a la playa Punta Colorada, Puerto Escondido, en Oaxaca. El reporte de la Comandancia Regional de la Policía Estatal indica que la joven fue atacada sexualmente y su muerte fue debido a los golpes que recibió.

“Tras el hallazgo del cuerpo sin vida de una mujer en Punta Colorada, Puerto Escondido, la Fiscalía de Oaxaca ya investiga bajo los parámetros establecidos en el protocolo de feminicidios“, informó la Fiscalía del Estado, la cual agregó que un día antes de su localización (el 17 de agosto), María Eugenia había contactado telefónicamente a uno de sus familiares.

El asesinato de María Eugenia se suma al de Carmela Parral, alcaldesa de San José Estancia Grande, Oaxaca, ocurrido el 16 de agosto por la noche. Según los primeros informes, Parral fue encontrada sin vida al interior de una camioneta. En el mismo lugar también fue hallado sin vida el delegado de Protección Civil del Estado, Hugo Castellanos.

Foto: Twitter

Estos dos casos, sólo en Oaxaca. De acuerdo con Proceso, en Taxco, Guerrero, una menor embarazada fue asesinada, luego de que un grupo armado atacó un inmueble propiedad de un trabajador de la Fiscalía del Estado. Esmeralda Rubí, como se identificó a la víctima, sólo tenía 15 años y murió a causa del impacto de una bala. El dueño de la casa resultó herido.