Foto: Business Insider

¿Qué está pasando con los respiradores que compró el IMSS y no han llegado?

Durante las últimas semanas hemos escuchado sobre una preocupante noticia: durante la emergencia por coronavirus, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) adjudicó un jugoso contrato de 93 millones de dólares para comprar respiradores. ¿El problema? Llevan cinco días de retraso y este “negocio” ha generado más dudas que respuestas.

Nomás para que se den una idea del tamaño del enredo: los respiradores están en sobreprecio, aparentemente México ya dio el anticipo, el vendedor está acusado de fraude en Estados Unidos y para colmo, la fábrica china —donde se iban a comprar— dice que no sabe nada de la transacción.

personal-imss-coronavirus-mexico

Foto: IMSS Baja California Sur

Ante el inminente problema de la situación, en #SopitasXAireLibre platicamos con Laura Sánchez Ley, periodista y reportera de Mexicanos contra la Corrupción sobre el seguimiento que le han hecho a este jugoso contrato millonario. ¿Lo más preocupante? No solo es el gasto —sin transparencia— del dinero público, sino las complicaciones de estar haciéndolo durante una emergencia sanitaria y con equipo médico esencial, como son los respiradores.

Toda esta historia empezó el pasado 27 de marzo y todavía es la fecha que no termina… y si somos honestos, no se ve para cuando.

¿Quieren un rápido resumen del caso de los respiradores que compró el IMSS y no han llegado? Ahí les va:

  • Se firmó un decreto para exceptuar la licitación pública en compras relacionadas con la pandemia de coronavirus.
  • El IMSS aprovechó eso para contratar a Levanting Global Servicios con 93 millones de dólares para comprar 2 mil 500 respiradores.
  • Mexicanos contra la Corrupción descubrió que esa empresa está sentenciada por fraude en Estados Unidos.
  • Los especialistas mencionan que los respiradores fueron vendidos a sobreprecio. “Más caros que en Nueva York”, menciona Laura Sánchez Ley.
  • Los respiradores debían entregarse el 15 de abril y es la fecha que ni sus luces.
  • El IMSS dice que no ha dado el dinero, a pesar de que les pidieron el anticipo y algunos documentos internos dicen que ya lo tenían separado.

En conclusión, el enredo de los respiradores es tremendo y se están tocando temas delicados de gastos públicos, transparencia y sobre todo, salud. Échenle una oreja a la entrevista que tuvimos con Laura Sánchez Ley de Mexicanos contra la Corrupción para entenderle bien a esta extraña adjudicación directa de respiradores para el IMSS y las implicaciones que puede llegar a tener.