Ya sabemos que la cosa está muy tensa por la imparable inseguridad en nuestro país… pero las noticias falsas y los rumores nada aportan a la solución. Este martes, 3 de diciembre, en medio de reportes de una nueva balacera en Culiacán, las autoridades locales aseguraron que no está pasando nada. Entre otras cosas pidieron, principalmente, mantener la calma frente a esta situación. 

“En redes sociales están circulando noticias sobre balaceras en la ciudad de Culiacán, les pido por favor mantener la calma y no cooperar con noticias falsas”, escribió Quirino Ordaz, gobernador de Sinaloa.

El gobernador mismo subió un video a sus redes sociales donde muestra que no pasa nada en ninguno de los lugares que se mencionaban en los rumores circulados por redes sociales. En su mensaje señala “sin novedad” en distintos puntos de Culiacán como Lombardo Toledano, Loma de Rodriguera o el Salón 53.

También informó que elementos de la Policía Estatal dieron recorridos por la ciudad y todo se encuentra tranquilo. 

“Según corporaciones policiacas no hay ningún reporte oficial, videos o denuncias concretas. Se hizo una cadena de rumores sin fuentes tangibles en redes sociales”, informó en sus redes sociales Luis Alberto Díaz, el director de Línea Directa, un medio basado en Culiacán con una larga experiencia (por desgracia) en este tipo de coberturas violentas. De la misma forma lo han confirmado otros medios confiables en la región como Debate.

Lo contamos nomás porque de algo servirá:

Los rumores empezaron por una cadena de WhatsApp que se empezó a compartir entre los ciudadanos de Culiacán. En esos mensajes (que luego se convirtieron en imagen) se mencionaba de un posible pleito entre Iván y Ovidio Guzmán —hijos del Chapo Guzmán— contra algunos miembros del Cartel de Sinaloa encabezados por el Mayo Zambada.

Una supuesta junta de jefes fallida era lo que desataría el desastre.

Defensa del Chapo pedirá nuevo juicio por negligencia de un miembro del jurado

Reuters

Afortunadamente, tanto medios de comunicación como autoridades locales y estatales confirmaron que no hay una violenta balacera en las calles de Culiacán. El pánico en la capital de Sinaloa sí es una realidad y hasta han evacuado algunos edificios por el miedo a un enfrentamiento armado. Es preocupante es lo creíble que puede ser toparse una vez más con escenas tan violentas, ¿no?