Durante el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto, ser periodista se convirtió en una de las profesiones más peligrosas para ejercer en todo Latinoamérica. Resulta que en 6 años, fueron asesinados 47 periodistas y comunicadores, 4 fueron desaparecidos y se registraron un total de dos mil 502 agresiones. Así fue presentado en el Informe anual  2018: Ante el silencio, ni borrón ni cuenta nueva; de Artículo 19.

De nuevo, rompimos récord.

¡Otro récord! Durante el sexenio de EPN, fueron asesinados 47 periodistas: Artículo 19

Lo peor de todo, es que tras los ataques contra la prensa se genera un panorama de miedo y censura, teniendo presente que en la mayoría de los casos incluso participaron las autoridades.

Resulta que durante este sexenio, las agresiones contra la prensa aumentaron constantemente hasta en un 65% a pesar de las denuncias y, de acuerdo con la PGR, el 99.18% de los casos permanecen impunes. 

Peor tantito, la información que requiere ser difundida a toda la población en nuestro país, en la mayoría de los casos llega a cuentagotas en el mejor de los casos.

Actualmente el INEGI refiere que sólo el 63% de la población en México cuenta con acceso a internet, aún cuando el programa “México Conectado”, que fue lanzado en 2013, tenía el objetivo de crear 250 mil sitios públicos con acceso a internet y sólo cumplieron con 101 mil, el 40.4%.

¡Otro récord! Durante el sexenio de EPN, fueron asesinados 47 periodistas: Artículo 19

Y no es lo único. Nos topamos con instituciones especializadas en garantizar la libertad de expresión e información que resultan ineficaces, el manejo del discurso de acuerdo con intereses políticos y del poder, así como la manipulación de la opinión pública.

Pero eso sí, se gastó bastantito en propaganda. 

De acuerdo con el informe de Artículo 19, ningún otro gobierno en la historia de nuestro país había gastado tanto dinero en propaganda: EPN le metió nada más y nada menos que 60 mil 237 millones de pesos a la imagen.

Y aún así, no fue suficiente para ganarse la aceptación de la gente. Al iniciar el sexenio, Peña Nieto apenas alcanzó un nivel de aprobación de 54% y terminó con un 76%.

Acá te dejamos el informe completo.