Mientras muchos se siguen debatiendo entre que si “esas no son formas de protestar”, o le aplauden las mofas de un himno de protesta a un equipo de fútbol, la realidad es que el problema del acoso sexual y la violencia contra las mujeres en México sigue estando ahí, a cualquier hora del día y con probabilidades de que seamos víctimas de ella en cualquier lugar. Lo peor es que muchas ya ni siquiera podemos confiar en que las autoridades nos hagan justicia.

Un caso más ocurrido en la CDMX, nos comprobó todo lo anterior. Se trata del video de una mujer que camina con su hijo por las calles de la alcaldía Iztapalapa, y que es agredida sexualmente por un pervertido que le levanta la falda. ¿Lo peor de todo?, que ella denunció a su agresor, lo reconoció, y que las autoridades le dijeron que mejor no haga nada “para no meterse en problemas”. WTF?!

Captura de pantalla

El video en cuestión, difundido por el diputado del congreso capitalino, Javier Hidalgo, muestra a la mujer en cuestión caminando de la mano con su pequeño, esto mientras un sujeto de playera azul se acerca rápidamente a ella a sus espaldas, y luego le levanta la falda que llevaba puesta. Al final, aunque la mujer se intenta defender, el agresor sale corriendo por donde vino.

El hecho, de acuerdo a los videos publicados, sucedió el pasado 20 de noviembre. La mujer atacada, identificada como Laura, denunció lo sucedido ante las autoridades, quienes le recomendaron que mejor no haga nada más grande “para no meterse en problemas”. De hecho, ella identificó a su agresor en la calle y nadie le hizo caso, ni porque la grabación de los hechos dice más que mil palabras.

Desde hace unas semanas la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, presentó la Unidad Especializada de Género, un proyecto que está enfocado inicialmente hacia las policías de la Secretaria de Seguridad Ciudadana, y que después se extenderá a todas las mujeres de la CDMX que lo necesiten.

En ella, se atenderán casos de violencia y acoso en contra de las mujeres por parte de policías, dando atención especializada a todas las mujeres que la requieran, y todo con ayuda de abogadas, psicólogas y sociólogas–con conocimientos en perspectiva de género–, que brindarán además asesoría legal a quien la necesite.

Al final, nos queda claro es que la Unidad Especializada de Género es más que necesaria en la CDMX, por casos como el que hablamos más arriba, en donde parece que las autoridades no tienen ni la menor idea de cómo proceder con ellos o hacerle justicia a quienes sufren algún tipo de acoso en la ciudad.