En días previos a Semana Santa y en contexto de la conferencia mañanera de AMLO, un hombre de la tercera edad acudió a las inmediaciones de Palacio Nacional y se crucificó para pedir una audiencia con el presidente.

Sin embargo, después de estar expuesto a la intemperie, el sujeto —originario de Oaxaca, quien llevó un leño, se amarró a este y a un poste de luz—,  fue atendido por un grupo de paramédicos por presentar un cuadro de hipotermia.

La petición

De acuerdo con medios, el sujeto —identificado como Alejo Rojas— se crucificó para exigir justicia por el asesinato de su esposa, quien murió durante la administración de Gabino Cué en Oaxaca. Además, Rojas explicó que él había sido preso político —hasta le quitaron su patrimonio por apoyar a AMLO en 2006—, por lo que llegó a Palacio Nacional para que el Estado repare los daños de sus casos.

Para conseguirlo, el oriundo de Yautepec llegó a las 07:00 horas, justo al comienzo de la conferencia de AMLO. Sin embargo, media hora después fue desamarrado y atendido por el Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas.

Alrededor de las 7:00 horas comenzó a sentir malestares y a debilitarse, por lo que alrededor de las 7:30 fue desamarrado y atendido en una ambulancia por paramédicos de la Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas peeeeeero aunque el plan era trasladarlo a un hospital, el sujeto se negó y se reguardó en un campamento que puso en la vía pública, pues según el afectado lleva desde el 31 de enero con la petición de audiencia.

**Foto de portada: Reforma-especial.