Como en Atracción Fatal, donde Michael Douglas por más que le hace el feo a la Glenn Close, nomás ya no se puede librar de ella, así ahora el PRI ya no puede deshacerse de ese pequeño errorcito que es tener como militante a César Duarte.

De acuerdo con Reforma, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinó por unanimidad y sin ningún chance de discusión resolver a favor de Duarte un juicio de protección de derechos político electorales, el cual fue interpuesto por el exgobernador considerado prófugo de la justicia.

Imagen de spot, Chihuahua 6o informe de Gobierno

Captura de pantalla / El Diario de Juárez

Por más irreal que parezca, aunque ya sabe que no es bienvenido entre las huestes del tricolor, el exgobernador de Chihuahua tuvo la ocurrencia de impugnar su expulsión, la cual fue confirmada apenas en enero pasado.

El principal argumento de Duarte para aferrarse al partido de sus amores (y en el que tan buenas mañas aprendió) fue que el proceso para echarlo no fue del todo regular: específicamente, que hubo una ilegalidad en el emplazamiento que le hizo la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI.

“Se advierte que el órgano partidista responsable actuó de manera indebida al haber ordenado el emplazamiento mediante cédula por estrados, dado que no fue posible que el notificador se cerciorara de que en el lugar en que se constituyó para emplazar al denunciado fuera su domicilio, ya que nadie acudió a su llamado”, señala la sentencia que parece un chiste cruel… pos cómo iba el notificador a esperar que el buen César Duarte recibiera los llamados, si se anda escondiendo hasta de su jefecita debido a que tiene quién sabe cuántas órdenes de aprehensión en su contra por los desfalcos que presuntamente cometió durante su administración en Chihuahua…

Pos será el sereno, pero los del Tribunal Electoral consideraron que no estaban tan deschavetados los argumentos planteados por César Duarte… claro, por medio de un representante (pos a poco creen que es tan güey como para presentar la controversia contra su expulsión en persona) y, por lo tanto, “se ordena a las autoridades responsables que de inmediato cumplimenten la resolución, de conformidad con lo indicado en el fallo”… es decir, revocar la expulsión del exgobernador.