Cuatro muertos por un nuevo tiroteo; ahora fue en Utah

La noche de este viernes 17 de enero se vivió un nuevo capítulo de violencia con armas de fuego en Estados Unidos. Un tiroteo al interior de una casa dejó un lamentable saldo de cuatro personas muertas y una más que resultó herida.

La policía local de la pequeña ciudad de Grantsville, ubicada a las afueras de Salta Lake City, constataron las cuatro muertes e informaron que una persona más resultó herida. Por fortuna, también reportan la detención de un sospechoso por este suceso.

Cuatro muertos por un nuevo tiroteo; ahora fue en Utah

Foto ilustrativa: Getty images

No se tiene por el momento mayor información sobre las circunstancias en que se dio el ataque con arma de fuego ni los posibles motivos. Como ocurrió al interior de una casa, no podemos descartar que se tratara de una disputa familiar que culminó en muy malos términos o si se trató de algún ataque directo contra miembros de una misma familia. La policía no ha confirmado que las víctimas sean familiares, únicamente confirmaron el número de fallecidos.

Respecto a esta situación, el gobernador de Utah, Gary Herbert, solamente lamentó los hechos pero tampoco dio mayores detalles sobre la investigación de la policía para esclarecer las circunstancias o los motivos del ataque. “Nuestros corazones están destrozados con esta horrible noticia que viene de Grantsville. Lamentamos la muerte de personas inocentes”, fueron las únicas palabras del gobernador a través de su cuenta oficial de twitter.

 

El último mes de 2019 y este primer mes de 2020 han resultado muy violentos en los Estados Unidos como consecuencia de la portación de armas de fuego. El pasado 14 de enero tuvo lugar un tiroteo en la escuela preparatoria Bellaire, en Texas; además, fue precisamente en Texas donde un hombre abrió fuego al interior de una iglesia a solo un par de días de concluir el 2019.

Y a pesar de todas las vícitimas que se cuentan en cada uno de los mencionados incidentes, se tiene comtemplada una manifestación el próximo lunes 20 de enero, en Virginia, a favor de la portación de armas de fuego. Por esta situación, el gobernador de dicho estado ya declaró una emergencia por la posibilidad de que grupos extremistas perpetren algún ataque durante dicha protesta.