En medio de las protestas de los mexiquenses por el aumento en la tarifa del transporte público en el Estado de México —que pasará de los 10 a 12 pesos—, el gobierno de Alfredo del Mazo ha intentado defender esta decisión. ¿Qué dice? Que todo es por la seguridad de los ciudadanos.

De acuerdo con Reforma, Raymundo Martínez, secretario de Movilidad del Estado de México, justificó el aumento a la tarifa del servicio con el rollo del combate contra la delincuencia:

“Este embate de la delincuencia en contra del transporte, evidentemente, nos está generando ya un esquema en el que estamos reaccionando cada vez mejor y más rápido. ¿Cómo? Según las autoridades del Estado de México se ha registrado un menor índice delictivo en algunas rutas.

En especial, en aquellas rutas que están integradas por las 17 mil unidades que cuentan con sistemas de monitoreo y botones de pánico. Además, Raymundo Martínez salió al tiro con el argumento de que los concesionarios hay invertido más de 52 mil millones de pesos para sustituir 44 mil vehículos —mediante créditos con empresas financieras. Es decir, el cambio de unidades abonó para que se decidiera el aumento.

Mexiquenses protestan en contra del aumento

Se supone que hace dos años los transportistas se comprometieron a mejorar el servicio de transporte público. Entonces, ¿qué pasó ahí? De acuerdo con los mexiquenses el servicio no ha mejorado para nada y cada vez son más susceptibles de ser asaltados en las unidades. ¿Por qué aumentó la tarifa si los transportistas no cumplieron con su compromiso?

De acuerdo con Raymundo Martínez, eso fue cosa de 2017. En aquel momento no se contaba como un proyecto como el que se planea para 2020 —con cronograma y todo. Entonces, en la lógica del titular de la Secretaría de Movilidad del Estado de México, este tema quedó fuera en la decisión del alza del transporte público.

alza-transporte-publico-estado-de-méxico

Foto: Cuartoscuro.

Sin embargo, estos argumentos no han sido suficientes para disminuir el descontento entre la población mexiquense. El pasado 20 de diciembre, estudiantes y un grupo de mexiquenses salieron a  las calles para protestar en contra del alza a la tarifa. Las exigencias de los usuarios fueron:

  • Que haya servicio de calidad.
  • Que los choferes de las unidades reciban capacitación.
  • Y que se garantice la seguridad en el transporte público.

Sólo para contextualizar, el 1º de enero se aplicará el alza al transporte en las unidades que cuenten con las pirámides tarifarias autorizadas —de los 110 mil transportistas que circulan en el Valle de México.

**Foto de portada: Cuartoscuro.