Los Demócratas de la Cámara de Representantes —la Cámara Baja— en Estados Unidos recientemente hicieron una histórica petición: citaron a dos bancos para que hicieran públicos los estados de cuenta de Donald Trump y así nos enteráramos de sus mañas financieras. El presidente gabacho se defiende como gato panza arriba y ahora demanda a sus bancos para que se queden calladitos.

Este martes, tres chamacos Trump, siete de sus compañías y el propio Donald presentaron una demanda conjunta en contra de los bancos Deutsche Bank y Capital One en una intentona para frenar su intención de hacer públicos sus estados de cuenta.

En realidad, no es como que los bancos andan de soplones y quieren sacar a la luz las finanzas de su cliente. En realidad, es la Cámara Baja quien hizo una petición formal para que los presenten.

De acuerdo a The Guardian, la demanda dice textual: “las citaciones se hicieron con la intención de acosar a Donald J. Trump, para hurgar en todos los aspectos de sus finanzas personales, sus negocios y la información privada del presidente y su familia”. También, se quejan de que esto es una movida política para encontrarle algo malo al presidente y usarlo como una herramienta política en su contra.

—Así estarán de limpias—

De mientras, los representantes de los bancos metidos en la bronca ya dijeron que tienen todos los documentos a la mano y que cumplirán con todo lo que las Cortes les indiquen: ya sea hacerlos públicos o quedarse callados.

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook