Este jueves, después de haber amenazado con cerrar la frontera porque nuestro país “no hace nada” para evitar la migración ilegal hacia su país, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ya nos dio un añito para arreglar la situación…. ¡meeeeenos mal! 

En la Casa Blanca, el mandatario afirmó a los periodistas que daría a México un año para que el flujo de drogas y la migración ilegal se detuviera, sino, impondría aranceles a todos los automóviles que ingresen a Estados Unidos.

Pero eso sí, dejó claro que “ama” a México pero no a la gente que ingresa desde este país hacia el norte y las grandes cantidades de drogas en las zonas en donde no hay muro.

“México es desafortunadamente una gran fuente de drogas. China entrega fentanilo a México para que llegue a Estados Unidos”, señaló.

Recordemos que hace unos días, el presidente Trump afirmó por medio de su cuenta de Twitter que después de muchas décadas, “México está aprehendiendo a gran número de personas en la frontera sur” y aclaró que en su mayoría son guatemaltecos, hondureños y salvadoreños.

¿Entonces? 

Leer: ¿Y ahora? Trump dice que después de muchos años, México está deteniendo migrantes