Foto: Getty Images.

Trump toma hidroxicloroquina por coronavirus pese a no ser recomendable

Ya no nos sorprende… El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, indicó que ha estado tomando desde hace unos días hidroxicloroquina, un medicamento que se suela utilizar para la malaria, pero que recientemente también se está utilizando para supuestamente disminuir los síntomas del coronavirus, aunque los efectos de este medicamento no están comprobados totalmente para combatir el COVID-19.

Sí, nuestro “queridísimo” Trump comentó en una conferencia que ha estado tomando hidroxicloroquina y un suplemento de zinc diariamente. Así lo señaló el mandatario: Estoy tomando hidroxicloroquina. En este momento, sí. Empecé desde hace algunas semanas. He escuchado muchas historias muy buenas. Y si no es bueno, se los diré. No me va a hacer daño.

Pese a que su médico no le recomendó el uso de este medicamento (“contreras” tenía que ser), sí lo pidió al médico de la Casa Blanca.

El apoyo de Trump a este medicamento

Desde hace algunas semanas, Donald Trump ha apoyado e impulsado la utilización de la hidroxicloroquina como una posible cura para el COVID-19, a pesar de que los médicos de su administración le han aconsejado que no lo haga.

Esta medicina suele causar efectos secundarios en algunos pacientes y no se ha comprobado que sirva para combatir el virus del SARS-CoV-2.

Foto: Getty Images

De hecho, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos ha advertido del peligro sobre la mezcla de fármacos y ha indicado que la hidroxicloroquina sólo debe usarse para coronavirus COVID-19 en investigaciones formales.

¿Qué es la hidroxicloroquina?

La hidroxicloroquina es un medicamento inmunomodulador que se ha utilizado desde hace muchos años para el tratamiento de la malaria, aunque también lo usan para el paludismo y la artritis severa.

También suele ser llamado con el nombre de su compuesto base, cloroquina, aunque éste y la hidroxicloroquina tienen composiciones químicas y usos médicos que no son los mismos.

hidroxicloroquina

Foto: Getty Images.

Los efectos secundarios que puede causar, además de problemas en el ritmo cardiaco, son: dolor de cabeza, mareos, pérdida del apetito, malestar estomacal, diarrea, dolor de estómago, vómitos y erupciones en la piel.

En entrevista con la BBC, Stephen Morse, profesor de epidemiología de la Universidad de Columbia, señala que no porque el medicamento sirva en malaria, funcionará también con el COVID-19: “Si funciona para la malaria, no necesariamente significa que funcionará para el COVID-19. Y no porque funcione bien en pruebas o experimentos necesariamente significa que funcionará bien en personas”.

*Con información de Milenio y BBC